Peluquería Lola Aranda inicia su expansión en franquicia

La marca ya cuenta con cuatro centros propios en Madrid

Fecha: 17/11/2016

La cadena de peluquerías Lola Aranda ha comenzado ahora su expansión en franquicias dado el éxito de sus establecimientos propios. La marca cuenta ya con cuatro peluquerías operativas en Madrid.  

Franquicia Lola Aranda

Lola Aranda tiene su origen en una empresa familiar con larga trayectoria en el sector. En 2012 comienza su andadura con el concepto de negocio actual, una orientación total al cliente y la búsqueda continua de la excelencia. Todo ello envuelto en una estética cuidada y diferente que es la que actualmente tienen sus cuatro salones de belleza ubicados en las zonas de Manuel Becerra, Conde Casal, Canillejas y Aravaca. 

Actualmente, Lola Aranda es un referente en España en el cuidado y tratamiento del cabello, no sólo por su filosofía de negocio donde el trabajo técnico, la estética del facial y corporal se lleva al más alto nivel y especialización, sino también por la calidad de los tratamientos y los productos utilizados en sus centros; productos y tratamientos que la marca pretende hacer llegar a un público más extenso, por lo que la firma mantiene una política de precios ajustada como otro de sus valores diferenciales. 

Ahora, aprovechando las sinergias que ofrece el sistema de franquicia, Lola Aranda quiere hacer partícipes de su modelo de negocio a emprendedores interesados en gestionar un negocio bien diferenciado, en plena expansión, atractivo y rentable. 

Además, la marca se caracteriza por hacer de la visita al centro una auténtica experiencia. Toda persona que entra en un local Lola Aranda es recibida por una de las especialistas que le asesora sobre tratamientos, corte, coloración y sobre el estilo en general que más le conviene. Esto hace que, desde el principio, se sienta en las mejores manos y dentro de un ambiente inmejorable. Adicionalmente y para completar la experiencia Lola Aranda, el cliente puede disfrutar de wifi, tablet, tomar un café, infusión o refresco y disfrutar de un relajante masaje capilar.  

La marca permanece siempre a la vanguardia de los tratamientos de belleza, como en el caso del láser lipolítico, la maderoterapia, el tratamiento facial Dermapent o tratamientos médico-estéticos y, sobre todo, de las últimas tendencias en la moda del cabello; en este sentido, desarrolla numerosos cursos de formación sobre nuevos estilos en corte y color, ámbito donde es referencia obligada gracias a una gama básica y premium de coloración y una forma de aplicación poco habitual en las peluquerías convencionales. 

Lola Aranda está interesada en incorporar a su proyecto de franquicia a profesionales de la peluquería y la estética. Si bien no será necesario que tengan experiencia en la gestión de negocios de peluquería, sí deberán tener inquietud emprendedora y sentir verdadera ilusión por entrar a formar parte del proyecto.

Por su parte, la central de franquicia se compromete a garantizar una completa y detallada formación para que gestione adecuadamente el negocio y aproveche sus múltiples posibilidades. 

Los locales de Lola Aranda están diseñados para proyectar un ambiente cuidado y acogedor. Inspirados en una estética depurada y vanguardista y con una dimensión aproximada de 80 m2, los centros Lola Aranda deberán contar con una amplia fachada y estar ubicados en zonas comerciales urbanas y/o turísticas, con una buena visibilidad. 

Fuente: Barbadillo y Asociados

Contacte con LOLA ARANDA

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.