El sistema de franquicias, contra viento y marea

Eduardo Abadía, Gerente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) y Director Ejecutivo de la Federación Iberoamericana de Franquicias (FIAF), reflexiona sobre el comporamiento de este modelo de crecimiento frente a la

Fecha: 11/10/2012

El sistema de franquicias, contra viento y marea
Inmersos en el último trimestre de este 2012, y metidos de lleno en una crisis que parece no dar tregua ni dar síntomas de querer abandonarnos, la realidad es que se han adoptado medidas como la nueva reforma laboral o la reciente subida del IVA que no acaban de dar sus frutos, esos "brotes verdes" tan ansiados por todos.

Es cierto que también se han impulsado Reales Decretos como el de la licencia exprés para eliminar las trabas administrativas y tanta burocracia a la hora de poner en marcha un negocio, o la liberalización de horarios comerciales, que da mayor flexibilidad para la apertura de establecimientos inferiores a 300 metros cuadrados; leyes que han entrado en vigor en un intento de dinamizar el sector del comercio minorista, donde se engloba nuestro sistema de franquicias.

Ante una coyuntura tan adversa, ¿cómo se está comportando el modelo de franquicia? Sin duda, muy dignamente. Las cifras de crecimiento registradas al cierre de 2011, con un incremento del 6,5% en la facturación global respecto a 2010, un 3,2% más de establecimientos operativos, y, muy especialmente, un 3,8% más de empleos generados en un país con más de cinco millones de parados, son datos que dan motivos, más que de sobra, para ser moderadamente optimistas y que denotan que las cadenas de franquicias están haciendo frente a la crisis de una manera seria y profesional.

Las previsiones a la conclusión de este año indican que el sistema de franquicias va a continuar por esta misma línea de buenos resultados, entre otros motivos gracias al esfuerzo, al trabajo y a la capacidad de respuesta inmediata a las cambiantes demandas del mercado por parte de las centrales franquiciadoras.

Ante la coyuntura adversa, la fórmula de la franquicia está sabiendo ser dinámica, innovadora y creativa; es un sistema de comercio vivo, que no deja nada a la improvisación y que avanza contra viento y marea, no solo resistiendo, sino poniendo soluciones a esta compleja y dura realidad. Ahora es momento de seguir sin bajar la guardia y de hacerse oír como un sistema que crece y genera empleo.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.