OPC busca franquiciados en España

La Original Poster Company tiene una red de más de 200 franquicias repartidas por todo el mundo.

Fecha: 11/04/2012

 OPC busca franquiciados en España
OPC, la mayor red de franquicias de distribución de tarjetas de felicitación en Europa, inicia la búsqueda activa de socios franquiciados en España. La firma, de origen británico, está interesada en incorporar a su red a personas interesadas en autoemplearse en un negocio de baja inversión e interesantes márgenes de beneficio.

La Original Poster Company nació en el Reino Unido en 1991 pero el crecimiento del mercado de las tarjetas de felicitación a comienzos de los noventa hizo que la compañía pronto empezase a ir más allá de las fronteras británicas, mediante contratos de master franquicia en  otros países europeos como Irlanda, Alemania, Portugal, Italia, Holanda y Brasil.

A día de hoy, OPC se posiciona como la franquicia distribuidora de tarjetas de felicitación de referencia en este mercado. El Reino Unido es una clara muestra de los logros conseguidos por OPC: en Gran Bretaña, la enseña cuenta con 74 franquiciados quienes venden, mensualmente y por separado, cerca de siete mil tarjetas.

Tarjetas de diseño y asequibles

Las tarjetas de OPC se exhiben en pequeñas y grandes superficies en varios tipos de elegantes expositores. De esta forma, las tarjetas son más visibles para los clientes y los comerciantes obtienen mayores beneficios gracias a las compras por impulso. Con un precio asequible y un diseño cuidado e innovador, las tarjetas son la mejor carta de presentación de la compañía y el motivo de su éxito.

El departamento gráfico de la franquicia se esfuerza en garantizar una amplia y variada oferta de tarjetas especializadas para toda la familia y según las fechas señaladas (Navidad, San Valentín, El día de la madre...). La renovación constante de modelos hace que OPC siempre vaya un paso por delante de su competencia y acorde con los gustos del público y las diferencias culturales de cada país, produciendo tarjetas en idiomas diferentes.

Los establecimientos, tiendas minoristas, en donde se distribuyen las tarjetas no asumen riesgos por el material que tienen en stock teniendo solamente que pagar el género que anteriormente haya sido vendido. Además, los franquiciados se encargarán de renovar periódicamente las tarjetas de la tiendas atendiendo a las tendencias de los consumidores y a las celebraciones señaladas del calendario.

Con una inversión inicial aproximada de 22.500 euros, cifra en donde se incluye un canon de entrada de 3.054 euros, el nuevo franquiciado de OPC se encargará de comercializar las tarjetas de felicitación entre los negocios minoristas locales. No es necesario poseer un local comercial, por lo que los costes fijos son muy moderados.
Fuente: Barbadillo Asociados

Contacte con OPC

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.