Las franquicias que prosperan en tiempos de crisis

Esta coyuntura económica ha dejado de ser circunstancial para convertirse en una situación constante

Fecha: 09/03/2012

Las franquicias que prosperan en tiempos de crisis
El descenso de consumo es una realidad y una amenaza cada vez más acuciante especialmente para los negocios dedicados a la comercialización de productos que no son de primera necesidad tales como los de ocio, restauración, moda y belleza.

En este sentido, las franquicias especialmente aquellas dedicadas al Retail han puesto en marcha un sinfín de medidas y promociones destinadas a promover el consumo y a atraer hacia sus filas a un cliente cada vez más ahorrador y reticente.

Así, hace escasos días leíamos que la franquicia de moda Mango apostaba  “por una bajada de precios del 20% para adaptarse a la nueva situación económica mundial”. Por su parte, la cadena de alimentación Carrefour no cobra, desde mediados de enero, el IVA a los mayores de 65 años en productos de alimentación. 100 Montaditos, firma líder del Grupo Restalia, reduce todos los miércoles sus productos a 1 euro, mientras que otras cadenas de su competencia más directa como Lizarrán regalan una caña con cada dos pinchos.

El low cost es el nuevo fenómeno mundial en lo que a tendencias de consumo se refiere. Al cliente le gusta mirar, comparar y repensar su compra y baraja todas las alternativas posibles de una oferta que, a su vez, es más amplia y especializada. Así, la mayoría de franquicias están haciendo un esfuerzo para ajustar al máximo posible sus PVP. Es una forma de asegurar el tráfico de clientes y, a la vez, adquirir una nueva posición en el mercado que le permita ampliar su target sin perder la cuota ya ganada.

Cabe destacar que, en muchos otros casos, más que el precio es el propio concepto el que se adapta a los tiempos de crisis y ahorro, véase, por ejemplo, la proliferación de las franquicias de compra-venta de oro, inmobiliarias como Unicasa Factory que comercializan pisos en cartera de entidades financieras, enseñas de reciclaje de consumibles como Fill-Up Ibérica, franquicias de moda low cost como Shana, peluquerías económicas, etc. 

Y es que las franquicias pueden y deben readaptar sus conceptos de negocio, no sólo para sobrevivir y poner parches dentro de este ambiente económico hostil, si no, ir mucho más allá y atreverse, pese a todo, a prosperar lo máximo posible.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.