La franquicia Carlin garantiza en sus productos el cumplimiento de los parámetros establecidos en las normas ISO

La marca apuesta por la calidad y el cuidado del medio ambiente, a través de un exhaustivo control del proceso de reciclaje.  

Fecha: 29/02/2012

La franquicia Carlin garantiza en sus productos el cumplimiento de los parámetros establecidos en las normas ISO
 La calidad es una de las premisas bajo la que la franquicia Carlin actúa a la hora de elaborar sus productos, tal y como lo viene demostrando en sus más de 400 puntos de venta repartidos por España y el extranjero, que la han catalogado como la cadena líder en el sector de la papelería. La prestigiosa enseña cuenta con su correspondiente ISO, normativa garante de la calidad y de su gestión, para cumplir escrupulosamente con los manuales de calidad y con la excelencia en todas sus referencias.
 
Francisco Tornamira, Director de Marketing de Carlin, asegura que la cadena de papelería certifica que los convenios con los proveedores no se firman, sino prima la calidad: “A todos nuestros distribuidores, en el momento de suscribir el acuerdo, se les solicitan todas las certificaciones con las que trabajan, tanto en el proceso productivo como en el resto de gestiones y procedimientos habituales bajo el paraguas de las normas ISO. Es un punto a favor del distribuidor a la hora de seleccionar sus productos; que nos demuestre que cumple con requisitos medio ambientales en su proceso de fabricación”, matiza.

La enseña también garantiza el proceso de reciclaje de los materiales desechados, con el objetivo de salvaguardar el medio ambiente. “En todos nuestros departamentos hay un recordatorio desde donde la dirección de Carlin nos apunta que es obligatoria la reutilización de ciertos materiales, y también contamos con contenedores de reciclado de cartuchos y tóner gastados”, explica Tornamira.

Carlin dispone de distribuidores que fabrican ciertos productos con la marca, como ocurre con etiquetas, papel, adhesivos y consumibles remanufacturados, que según resalta el Director de Marketing “son fabricados en España con empresas de gran solvencia y con sus correspondientes certificaciones de calidad y responsabilidad ambiental”. Así, el requisito imprescindible que se les exige es el cumplimiento de una serie de patrones medio ambientales en el proceso de manufacturación.

En relación al riguroso control que Carlin realiza en el proceso de elaboración de sus productos para reforzar la protección del medio ambiente, desde la dirección del Departamento de Marketing enfatizan que las franquicias optan por la implantación de luces de bajo consumo, así como por la utilización de energías no contaminantes, tanto para el confort de los asociados como para el de los clientes. Al margen del ámbito comercial, los miembros de la compañía colaboran a título personal en ONGs de carácter infantil. Francisco Tornamira revela también que están valorando en la empresa la posibilidad de poner en marcha internamente una organización social apoyándose en sus medios y proveedores, una idea que evidencia la excelencia de Carlin, tanto a nivel profesional como social.
Fuente: Nota de prensa

Contacte con CARLIN OFIMARKET/CARLIN HIPERPAPELERÍA

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.