Chocolaterías Valor se implica con sus franquiciados

La marca, que posee 34 centros franquiciados, aporta a sus delegados una inversión propia por valor de 60.000 euros.

Fecha: 05/01/2012

Chocolaterías Valor se involucra en cada nueva franquicia, con una inversión propia por valor de 60.000 euros.

Maquinaria para la elaboración de churros y chocolate a la taza, cartelería y elementos de decoración, cursos de formación para el franquiciado y su personal –con estancias en Villajoyosa a cargo de la central–, material promocional o productos para la inauguración son algunos de los elementos que aporta la enseña, como ayuda para cada nueva franquicia.

El nacimiento de Chocolaterías Valor, la cadena de restauración de la centenaria compañía chocolatera, se remonta al año 1984, y desde entonces su crecimiento mediante franquicias ha sido “firme y sereno”, dentro de un ambiente familiar, como reconoce su director general, Pedro López.

Según indica este empresario “somos cuidadosos en las operaciones, pero mantenemos el paso constante con el convencimiento que proporciona el saber que lo que hacemos lo hacemos bien”. Y es que para cada una de las franquicias concedidas la central aporta una ayuda inicial que incluye, entre otras cosas, maquinaria para la elaboración de churros y chocolate a la taza, elementos de cartelería y decoración, formación para el franquiciado y su personal –con estancias en Villajoyosa a cargo de la central–, material promocional o productos para la inauguración, una inversión que ronda los 60.000 euros.

Tras 27 años en el mercado, el número de Chocolaterías Valor asciende a 39, de las que 34 están operadas por franquiciados de la enseña. En palabras de Pedro López: “contar con una treintena larga de franquiciados, pendientes de su propio negocio, pero que lleva nuestro nombre, es para nosotros una enorme satisfacción, y para ellos un orgullo: y así nos lo trasladan cada año cuando nos juntamos en las convenciones”. Dentro del espectro de personas con afán por autoemplearse, la enseña busca “alguien que aprecie el mundo del chocolate y que esté dispuesto a estar al frente de su negocio, dedicarle tiempo, no sirviendo tazas pero sí al pie del cañón, y preferiblemente que conozca el mundo de la hostelería”.

Con las Chocolaterías Valor el inversor encontrará un doble negocio: la propia chocolatería, con la oportunidad de ofrecer in situ el consumo del chocolate elaborado artesanalmente y en todas sus variedades, y la tienda, donde ofrecer todo tipo de productos elaborados, bombones artesanos de alta gama, originales (bombones artesanos de maíz tostado a la sal, aceite de oliva o vinagre de Módena), de licor, trufas y una completa gama de bombones sin azúcar. Todos estos productos y ventajas, configuran una oferta irresistible para el consumidor y hace que las chocolaterías se consoliden en el sector de las franquicias de restauración.

Y si cabe destacar una característica principal de las Chocolaterías Valor, esta es la diferenciación, el “verdadero valor añadido” de la enseña, respaldada por 130 años de experiencia. Según su director general, Pedro López, esta diferenciación está “enfocada a ser los mejores en nuestra especialidad. Si uno se para a observar, en hostelería, el concepto más de moda parece el de la cafetería de amplio espectro, pero nosotros estamos centrados sólo en los clientes que vienen a disfrutar el mundo del chocolate. Tal vez sean menos, pero también es cierto que son más fieles, y están encantados con nuestras chocolaterías. Por algo será…”.
Fuente: Nota de prensa

Contacte con VALOR CHOCOLATERIAS

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados

Acuerdos




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.