Los autónomos afrontan el nuevo curso con gran incertidumbre

UPTA España asegura que abordar los retos de la actividad económica en los próximos meses no va a ser fácil.

Fecha: 05/09/2011

Los autónomos afrontan el nuevo curso con gran incertidumbre

Los dos problemas estructurales principales que afectan a la actividad de las empresas individuales, como son la escasez de crédito y la atonía del consumo interno, no parece que vayan a conocer mejoras en este periodo “y a ello se añade la paralización que siempre significa el periodo de convocatoria electoral”, explica el secretario general de UPTA España, Sebastián Reyna, en un comunicado.

Según la patronal, el Gobierno deberá rectificar las previsiones de crecimiento, lo que implica mayores recortes en la inversión pública o mayor presión fiscal. La inflación, aún controlada, sigue siendo relativamente alta si tenemos en cuenta la escasa demanda interna, pendiente además de la evolución del precio de los combustibles o de mayores impuestos indirectos.

La morosidad de las administraciones, especialmente local y autonómica, continuará más allá de la buena intención de los nuevos gestores y, si no aumenta en términos absolutos, lo será en exclusiva por el menor nivel de nueva contratación pública. "Todo ello no es un buen escenario para mejorar las cifras del desempleo, ni las mejores condiciones para afrontar nuevas actividades por cuenta propia”, aclara Reyna.

Sin embargo, UPTA España espera que las cifras finales en el número de autónomos activos sean menos negativas que en los años anteriores, siempre que se frene la caída libre en el sector de la construcción y gracias a las mejoras en hostelería y comercio, aunque estas últimas tienen causa en la buenas perspectivas turísticas y posiblemente en el otoño cambie la tendencia. El crecimiento que finalmente se produzca entre los autónomos “vendrá protagonizado por los inmigrantes y especialmente por las mujeres jóvenes, que son por el momento los dos únicos grupos que ofrecen cifras positivas”, asegura el secretario general de la Organización.

Ante esta situación, UPTA España espera que en estos meses se avance en cuatro medidas posibles y que podrían resultar positivas para el colectivo:

-Aprobación del Real Decreto reglamentario de la Ley por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad, con el fin de que a partir del próximo mes de octubre los autónomos cotizantes para esta prestación puedan ya acudir a ella en caso de necesidad.

-Constituir de forma urgente el Consejo del Trabajo Autónomo, una vez superados todos los trámites jurídicos y políticos necesarios, para asegurar que en este espacio de tiempo tengamos en funcionamiento un organismo institucional adecuado para abordar soluciones y acciones es que beneficien al trabajo autónomo.

-Acordar entre los grupos políticos, aunque ya no se encuentren en funcionamiento las Cámaras parlamentarias, un plan de apoyo al autoempleo juvenil con la colaboración de las CCAA, como complemento a las medidas aprobadas hasta la fecha en materia de empleo.

-Reforzar las acciones de la Plataforma para la Rehabilitación de edificios y viviendas para avanzar en medidas que permitan la reactivación de esta actividad y el mantenimiento del empleo en el sector de la construcción.

En todo caso, UPTA España espera que, con el nivel de consenso que sea posible, en estos próximos meses "no se abandone la puesta en marcha de iniciativas y decisiones que sean necesarias para mantener el nivel de actividad económica".

Fuente: Ticpymes.es

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.