Un autónomo declara 8.300 euros menos de media que un asalariado

Éstos y las pymes obtuvieron en 2009 un rendimiento neto de 11.036 euros anuales,  frente a los 19.359 euros que declararon.

Fecha: 18/07/2011

Un autónomo declara 8.300 euros menos de media que un asalariado
Los últimos datos de la Agencia Tributaria, correspondientes a 2009, muestran que la diferencia entre lo que declara en el IRPF un asalariado y un autónomo alcanzó los 8.300 euros, la mayor diferencia de la serie histórica que se inició en 1993. Para el secretario general del Sindicato de los Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, esas cifras revelan un fraude fiscal masivo y estructural entre los autónomos y pymes que tributan por el impuesto sobre la renta.

Si bien es cierto que los pequeños empresarios, a diferencia de los asalariados, tienen el riesgo de registrar pérdidas en su declaración, para Gestha no resulta plausible que sea más rentable ser empleado o pensionista en lugar de pequeño empresario o profesional liberal. Así, entienden que los pequeños empresarios "ocultan de forma generalizada ventas". Se trata del tradicional "con IVA o sin IVA". Así, estos beneficios escapan fácilmente del control tributario. Además, Gestha apunta que también es común inflar el capítulo de gastos y reconvertir facturas de la vida privada como la compra de un ordenador personal o una cena con amigos en deudas del negocio.

Los datos de Hacienda indican que existen 1,4 millones de autónomos que tributan por el llamado método de estimación directa. Es decir, cuya base imponible se calcula a partir de la diferencia entre ingresos y gastos. El 90% de los trabajadores por cuenta propia declara ganar menos de 12.000 euros al año. Mientras que por el sistema de estimación objetiva, los llamado módulos, tributan 605.073 autónomos. A través de este régimen, la factura fiscal no se determina en función de los ingresos sino a partir de variables como los metros cuadrados del negocio, la electricidad consumida o el número de trabajadores. Ello facilita los trámites fiscales. Los declarantes por el régimen de estimación objetiva declararon de media 10.832 euros.

Las asociaciones de autónomos niegan la explicación del fraude y atribuyen los bajos rendimientos a la crisis económica. Sin embargo, en el momento álgido del ciclo económico, en 2007, las rentas declaradas al fisco de los autónomos se mantenía en un nivel muy bajo (13.525 euros anuales) frente a los 18.400 euros de los asalariados.

Menos declarantes

En cualquier caso, resulta evidente el fuerte impacto que ha tenido la crisis sobre el colectivo de los autónomos. Entre 2009 y 2008 han desaparecido de la estadística del IRPF 92.900 trabajadores por cuenta propia. Ello indica que o bien se han visto obligados a cerrar su negocio o han optado por sumergirse totalmente y escapar del control de Hacienda.

Y si bien es cierto que los autónomos tienen más posibilidades que los asalariados para reducir su factura tributaria, también es verdad que no cuentan con el nivel de protección social del que gozan los asalariados.

 

Fuente: CincoDías.com

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.