La Boheme busca en Canadá nuevas ideas para innovar en su variada carta de crepes y ensaladas

El gerente de la franquicia, Thierry Carayol, aprovechará su estancia de un mes en Canadá  para experimentar, innovar y sorprender a su vuelta con nuevos platos

Fecha: 22/06/2011

La Boheme busca en Canadá nuevas ideas para innovar en su variada carta de crepes y ensaladas

Si algo caracteriza a la franquicia Crepería La Boheme es su apuesta por la comida variada, de diferentes países, y la constante innovación en la carta para sorprender siempre que se pueda a los clientes con nuevas recetas de  crepes y ensaladas. Tanto es así que el gerente de la enseña, Thierry Carayol, aprovechará un viaje de un mes en Canadá, programado para dentro de unas semanas, para conocer a fondo costumbres culinarias del país e importar algunos platos a su restaurante.

El viaje a Canadá entra dentro de los conocidos como viajes de aventura, pues discurrirán en bicicleta por el Parque Nacional de Banff y sus alrededores, considerados una de las rutas más bellas del mundo. En total, recorrerán  alrededor de 2000 kilómetros a una altura de 2000 metros. “Me encantará vivir esa experiencia, conocer las costumbres y el día a día de los vecinos y, de esa forma, empaparme de ideas que trasladar a La Boheme”, explica Thierry Carayol.

La Crepería La Boheme es un referente para el paladar de los habitantes de la isla de Tenerife, gracias a su innovación y su concepto de comida rápida, sana y de calidad. De hecho, cuenta con una carta en la que se ofrecen 40 crepes salados,  60 dulces y 20 ensaladas, y sus cocineros constantemente están  incorporando nuevos productos para sorprender a todos los clientes, que son los que tienen la última palabra a la hora de decidir si serán incluidos en la carta oficial de la enseña.

Además, el cliente puede ver en todo momento la preparación de su crepe, de manera que la confianza de los mismos está asegurada.

Sobre la crepería La Boheme
Desde 1996, año en el que se abría el primer establecimiento, La Boheme ha tenido como línea de negocio principal el servicio de comida-crepes-ensaladas, mediante el sistema de restaurante, bajo el concepto de comida rápida, sana, de calidad y a precios moderados. Y gracias a ello, se ha convertido en una marca más que reconocida en la isla de Tenerife, de la mano de su fundador y presidente, Thierry Carayol, de origen francés.

En la actualidad, todo aquel que quiera poseer un negocio como éste, puede hacerlo, gracias a que La Boheme tiene abierta sus puertas al mundo de la franquicia. Además, la enseña ofrece un programa de formación para el franquiciado muy completo, con una parte teórica y otra práctica, que le permitirá aprender todo lo necesario para poner en marcha el negocio, contando con la asistencia y el apoyo continuado por parte del franquiciador.

La inversión necesaria para la apertura de esta franquicia es de 95.000 euros aproximadamente, incluido el derecho de entrada (con el programa de formación mencionado), las inmovilizaciones materiales (mobiliario, equipamiento, etc.), los gastos de establecimiento, el proyecto técnico y de decoración, etc. Es decir, todo lo necesario para la puesta en marcha.

Fuente: Nota de prensa

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.