El Gobierno admite que la recuperación económica es aún demasiado lenta

Anuncia que en el proceso de reformas habrá 'nuevas iniciativas' que no detalla Apuesta por ejecutar el plan para la reducción del déficit 'sin interrupción'.

Fecha: 20/06/2011

El Gobierno admite que la recuperación económica es aún demasiado lenta
El Gobierno apuesta por culminar su "ambicioso proceso de reformas" en el último tramo de la legislatura, no sólo con la puesta en marcha de medidas ya adoptadas, sino con otras nuevas, y considera "indispensable" llevar a cabo "sin interrupción" su programa para reducir el déficit.

En estos términos plantea el Ejecutivo su tarea para el último tramo de la legislatura en la comunicación que ha enviado al Congreso con motivo de la celebración del Debate del estado de la Nación, del 28 al 30 de junio, y en el cual anuncia que pedirá apoyo a los grupos y será "receptivo y abierto" a sus propuestas.

Además de terminar el proceso de reformas, el Gobierno afirma que, junto a ello, "resulta también indispensable seguir ejecutando sin interrupción, al ritmo y de acuerdo con los compromisos asumidos, el programa de reducción del déficit público".

En el documento, fechado el viernes pasado, el Ejecutivo reconoce que el año transcurrido desde el último debate ha seguido marcado por la crisis económica, y aunque entiende que España está en el "tránsito de la recesión a la recuperación", admite que esta recuperación es "aún demasiado lenta" y no ha producido el "efecto deseable" en la reducción del paro.

Un problema, el del desempleo, que el Gobierno sigue viendo como su "principal preocupación" y por eso asegura que escuchará especialmente las aportaciones que para reducirlo hagan los grupos al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en el debate de la semana que viene.
Adelanto electoral

La proclamación del Gobierno en este comunicado de su intención de seguir adelante con el proceso de reformas económicas pendientes en el último tramo de la legislatura se produce en medio de los crecientes rumores sobre un posible adelanto electoral.

Este pasado fin de semana, Iñigo Urkullu, presidente del PNV -uno de los partidos que el Gobierno necesita para aguantar hasta el final de legislatura- advirtió del importante "riesgo para la salud del Estado" que suponen unas elecciones generales anticipadas y reclamó al PSOE que "se aclare" y eluda "debates partidarios" sobre esta cuestión.

En su comunicado remitido al Congreso, el Gobierno recuerda asimismo que el contexto internacional, en particular el europeo, ha seguido "teñido por la incertidumbre" del mercado de las deudas soberanas, avivada con el rescate primero de Irlanda y después de Portugal y "con las dudas sobre la capacidad de Grecia de atender sus obligaciones financieras con el programa de ayudas aprobado".

El Ejecutivo insiste en que ha seguido volcado este último año en la lucha contra la crisis, con el triple objetivo de aplicar el "riguroso" programa de consolidación fiscal para reducir el déficit público, completar las reformas "modernizadoras" previstas para cambiar el modelo productivo y hacer todo ello "preservando la cohesión social".

Además, explica que en esta última parte de la legislatura pretende culminar el proceso de reformas iniciado, y para ello, avisa, habrá "nuevas iniciativas" que no detalla, además de acabar el desarrollo reglamentario de las leyes ya vigentes.
Fuente: Elmundo.es

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.