Primark prevé abrir dos nuevos locales en Madrid y Málaga

La compañía "tiene grandes ambiciones para el mercado español”, tal y como sostiene su primer ejecutivo, Paul Marchant.

Fecha: 30/05/2011

Primark prevé abrir dos nuevos locales en Madrid y Málaga

Paul Marchant (Londres, 28 de febrero de 1968) fichó por Primark, la cadena de ropa de bajo coste propiedad de Associated British Foods (ABF), hace algo más de dos años como director general de operaciones. Nueve meses después, en septiembre de 2009, fue promocionado como consejero delegado. “Mi mejor momento profesional ha sido incorporarme a Primark y tener la oportunidad de tomar las riendas del negocio tras su fundador [Arthur Ryan]”, afirma el directivo.

Como primer ejecutivo, Marchant visita las operaciones de los diferentes países con frecuencia y, en esa ronda, el mercado español es una cita ineludible. España fue el país elegido para iniciar su desarrollo europeo en 2006 y hoy es el tercer mercado para Primark, por detrás de Reino Unido (149 tiendas) e Irlanda (38 establecimientos).

En su último ejercicio fiscal, que cerró el 18 de septiembre de 2010, Primark registró una facturación de 2.730 millones de libras (3.097,8 millones de euros), un 18% más.

Las ventas comparables, es decir, a igual número de establecimientos, mejoraron un 6%, mientras el beneficio operativo alcanzó los 341 millones de libras, un 35% más. En la primera mitad de este ejercicio, Primark ha elevado su facturación un 13% gracias a las nuevas aperturas.

Al detalle

La empresa no detalla la evolución por países. En sus últimas cuentas presentadas en el registro mercantil, correspondientes al ejercicio terminado en septiembre de 2009, la filial española multiplicó por 2,3 veces su facturación, hasta 162 millones, y consiguió la rentabilidad con un beneficio de 3,19 millones, frente a unas pérdidas de 1,3 millones.

“Primark tiene grandes ambiciones para el mercado español”, asegura Marchant, que valora el rápido desarrollo de la enseña. El grupo cuenta con 3.000 empleados y 20 tiendas en España, todas ellas en centros comerciales, donde se ha convertido en una de las enseñas preferidas por los promotores. Este año, prevé abrir otros dos locales más en Madrid y en Málaga.

El directivo admite que la empresa tiene una asignatura pendiente en el mercado español: “Ver nuestra marca representada en la calle. Somos muy complementarios a pie de calle y una locomotora para las tiendas”, afirma, ante los recelos de aquellos que ven en Primark una amenaza por sus bajos precios. Marchant recuerda que, en Reino Unido e Irlanda, la mitad de sus establecimientos se ubica a pie de calle.

Una dificultad a la que se enfrenta la empresa es encontrar un local céntrico en la ciudad de entre 3.000 y 3.500 metros cuadrados. “Nuestra estrategia cuando entramos en un nuevo mercado es conseguir equilibrar la cultura de Primark con la cultura de país. Si estamos en España, tenemos que ser españoles”, explica el ejecutivo, que recalca que es importante contar con directivos locales. Desde marzo de 2009, José Luis Martínez de Larramendi es el director general de Primark Iberia.

La cultura española también está en la sede central de la compañía en Dublín, donde se centraliza la gestión de las compras y donde se da la oportunidad de aprender castellano. Una española con experiencia en Inditex es la encargada de adecuar los productos al gusto del consumidor español. “El 10% de la colección se desarrolla exclusivamente para España”, explica el directivo. La inauguración de un centro logístico en Madrid ha acelerado y reducido el coste de abastecimiento de las tiendas españolas. Ahora, los productos llegan directamente desde India, China o Bangladesh.

*Artículo completo en Expansión.com

Fuente: Expansión.com

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.