Franquicias Lizarran vuelve a promocionar la fiesta de San Fermín

Junto a Estrella Damm, por cada cerveza de la marca y tres pinchos, entregará regalos directos en sus restaurantes.

Fecha: 30/05/2011

Franquicias Lizarran vuelve a promocionar la fiesta de San Fermín
Lizarran, franquicia líder en el sector del tapeo y en la rica gastronomía del Norte, pone en marcha hoy la promoción de San Fermín en los locales de Lizarran, este año con el lema “Saborea San Fermín: mejor en Lizarran”.

La campaña consiste en una exclusiva colección de 3 vasos de sidra personalizados con divertidas viñetas conmemorativas de San Fermín, que podrán conseguir los clientes de los locales cada vez que pidan una cerveza Estrella Damm y 3 pinchos. Se trata de un regalo directo, sin sorteos ni cupones, que se entrega en el restaurante. Cada uno de los 3 modelos de vasos diferentes se distribuirá con una diferencia de 15 días a partir del comienzo de la promoción y hasta el 10 de julio.

Estas fiestas de fama mundial que, como es tradición, comenzarán el 6 de julio con el ‘chupinazo’ desde la casa consistorial de Pamplona, no se limitan a los conocidos encierros, ya que se programan muchas actividades en estos días. Ejemplo de esto son la procesión del día 7, solemnidad de San Fermín, las comparsas de gigantes y cabezudos, los desfiles de los alguacilillos a la plaza de toros, los conciertos musicales o el concurso de fuegos artificiales.

La positiva imagen de marca asociada a la enseña, así como la rentabilidad del negocio se consiguen gracias a unos estándares de calidad óptimos. “Queremos que Lizarran sea un concepto que se relacione con diversión, buen ambiente, comida de calidad y buenos precios. Esta iniciativa llevada a cabo en las tabernas acerca más al público a nuestros establecimientos como un elemento común entre personas para relacionarse”, explica el director de expansión de la marca, Gonzalo Juliani.

Esta cadena ha apostado firmemente por los valores de la dieta mediterránea en el mundo de la comida rápida. Las múltiples variedades de selectos pinchos a lo largo de las barras de los establecimientos y el ambiente creado en cada local hacen que podamos realizar nuestras comidas o cenas de una manera agradable, degustando un surtido de tapas que el propio cliente elige y en muchos casos se sirve en lugar del tradicional primer y segundo plato.

El cliente va tomando los pinchos que desea, guardándolos hasta que llega la hora de pagar, momento en el cual los cuenta, pagando en función del número de palillos o pinxos consumidos. Este tipo de consumo permite que sea el cliente el que decide qué variedad prefiere y cuántos pinxos le apetece tomar.
Fuente: Nota de prensa

Contacte con LIZARRAN

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.