Estilo masculino para la década de los treinta

Hombres de entre 30 y 40 años componen el principal público de Macson, a la que la cuarta generación familiar introdujo en la franquicia en 2006.

Fecha: 18/05/2011

 Estilo masculino para la década de los treinta

Tal y como atestigua Domingo Obradors, director comercial de Macson, el hombre ha dejado de consumir estrictamente por necesidad para dejarse llevar por el dictado de la estética, un cambio de comportamiento que la crisis no le ha hecho abandonar: “No hemos notado que este público haya reducido más su consumo sino que, al igual que el consumidor en general, se ha cansado de pagar una cantidad elevada por vestir de marca. Busca un producto de calidad similar a un precio menor, y eso beneficia a firmas como la nuestra”.

El directivo manifiesta que este hecho, unido al cierre de pequeñas cadenas y tiendas de barrio que no han vuelto a reponerse con comercio masculino, ha favorecido el aumento de ventas de su red en estos años de crisis económica. “A igual superficie, en 2010 facturamos un 25% más que en 2009, y con las nuevas aperturas el incremento fue del 45%”, declara.

La historia de Macson hasta llegar a esta posición de ventaja ha sido una carrera de relevos bien compenetrados. Hacia 1920, el bisabuelo de Domingo Obradors viajó a Alemania para ver cómo evolucionaba la revolución industrial y, a su regreso, creó su propio telar con una tecnología importada.

Una vez abiertos 11 más, la segunda generación familiar evolucionó en 1942 hacia la fabricación de camisas para dar salida a los tejidos sobrantes. La tercera “saga” inauguró ya la primera tienda en Barcelona, en 1991. Primeramente el único cometido del local era vender el remanente de camisas que no lograban comercializarse, pero pronto la oferta se amplió con todo tipo de prendas, y los gestores de esa etapa llegaron a sumar 18 establecimientos propios.

Cuando el actual director comercial y su hermano Manuel tomaron el testigo en 2006 para emprender la cuarta fase del trayecto, la palabra franquicia se escribió en la estrategia corporativa. “Teníamos claro que debíamos ganar volumen para conseguir ser más competitivos, y expandirnos a través de asociados era la mejor forma para implantarnos en todo el territorio español sin una inversión desorbitada”, señala.

En cuatro años, la enseña ha crecido hasta abanderar  cerca de 50 locales, presentes en Cataluña, Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía, País Vasco, La Rioja y Baleares. En ellos, el cliente encuentra alrededor de 700 referencias de diseño propio que van renovándose semanalmente. “Es un error pensar que la moda masculina no tiene tanta rotación como la femenina”, apunta.

La ropa Macson es apta para jóvenes a partir de 18 años, pero Obradors asegura que el grueso de su público lo componen hombres de entre 30 y 40 años. “Tenemos un estilo conservador, pero no clásico. Nuestra competencia más directa son marcas como Massimo Dutti o Cortefiel”, aclara, y añade que el 45% del género pertenece a la sección de sastrería y de vestir, mientras que el resto responde a un diseño más informal. “No obstante, ahora estamos creando una línea aún más juvenil que introduciremos la próxima primavera”.

Esta iniciativa, pensada para ampliar la oferta en un momento de crisis como el actual, complementa a la ya emprendida en el verano de 2009 con el lanzamiento de una colección de bajo coste, cuya reducción de margen asume la central. “Operamos dentro de un precio medio, pero estas remesas están un 30% por debajo de su precio habitual”, cuenta.
Fuente: En Franquicia

Contacte con MACSON

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.