Entrada libre

No todas las marcas de franquicia cobran derecho de entrada. Os presentamos tres ejemplos de cadenas que no cobran tasa de adhesión a sus franquiciados.

Fecha: 11/05/2011

Entrada libre

Lo más habitual en la fórmula comercial de la franquicia es que las enseñas exijan a sus asociados un importe determinado en concepto de acceso a la red, uso de la marca e imagen corporativa, garantía de una zona de exclusividad o transmisión de un saber hacer adquirido con los años.

Sin embargo, no todas las marcas cobran derecho de entrada. Numerosas centrales prefieren prescindir de este canon con el fin de facilitar la captación de franquiciados, y otras firmas veteranas han optado por suprimirlo ante las dificultades de financiación que sufre el emprendedor. Elegimos tres ejemplos de cadenas que no cobran tasa de adhesión a sus franquiciados.
 
Condis. Dada la superficie requerida, la apertura de un supermercado supone una inversión bastante elevada. Condis, que fija en 350 metros cuadrados el tamaño mínimo de sus establecimientos, prefiere no ponerle aditivos como el derecho de entrada o el canon de mantenimiento mensual. Aunque la historia de esta enseña catalana se remonta a 1960, cuando los hermanos Condal inauguraron un puesto en el mercado barcelonés de Nuestra Señora de la Mercè, la implantación del primer establecimiento independiente llegó en 1980.

Petit Plaisir. Blanco, negro, con leche, relleno de praliné, bajo en calorías, apto para diabéticos... El chocolate belga que comercializa Petit Plaisir es camaleónico y se adapta a los gustos de los clientes a través de 70 formas y sabores. El concepto de esta enseña de la localidad barcelonesa de Sant Cugat del Vallès, que presenta los bombones en cajas de diseños especiales y se dirige tanto a particulares como a empresas y organizadores de eventos, comienza a franquiciarse ahora tras ser probado desde 1989 en 4 tiendas propias ubicadas en Madrid y Barcelona. Para ello, la central busca como asociados a mujeres de más de 25 años, con formación de grado medio o superior, que puedan dedicar un mínimo de 4 horas diarias a la gestión del negocio.

Calzedonia abriga pies y piernas de mujeres, hombres y niños desde 1987. Nacida en la ciudad italiana de Verona, esta enseña especializada en la venta de medias, pantis, calcetines y ropa de baño de marca propia inició la expansión por nuestro país en 1993. Durante los 18 años transcurridos desde entonces, la marca ha ido poblando todas las comunidades autónomas y a día de hoy la sede que mantiene en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) dirige alrededor de 250 establecimientos.

Fuente: En Franquicia

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.