La Mafia se sienta a escuchar a sus clientes

La franquicia se dirige directamente a sus comensales para pedir que puntúen en sus restaurantes el servicio, la comida y el local.

Fecha: 09/05/2011

La Mafia se sienta a escuchar a sus clientes

La cadena de restauración Italiana La Mafia se sienta a la Mesa escucha a sus clientes. Desde su central estudia cuáles son las características más importantes de los platos que ofrece, así como del servicio de sus locales para así identificar los niveles e influencias de los atributos que componen las preferencias de sus clientes. 

La revista Emprendedores en su número de abril destaca la importancia de “no hacer oídos sordos a las quejas de los clientes” y añade “es posible que un cliente se nos vaya sin que antes haya dado muestras de su descontento, lo que nos impide reaccionar a tiempo. Pero lo habitual es que en los meses previos haya habido algún tipo de queja, protesta o reclamación. El gran error es no escucharlas y, sobre todo, no atenderlas”.

La franquicia de hostelería y restauración da un paso más y, además de escuchar las quejas, se dirige directamente a sus comensales para pedir que puntúe en sus restaurantes el servicio, la comida y el local, para seguir así trabajando en su firme convicción de mejorar día a día.

Según se apuntaba en la última feria Expofranquicia 2011, celebrada en Madrid el pasado fin de semana, la crisis es momento de oportunidades para franquicias de restauración. Por ello, y sin dejar de lado  su interés por trabajar en la gestión de calidad total,  La Mafia se sienta a la mesa implementa dicha gestión en su atención al cliente, implicando a toda su red de franquicias en dicho objetivo.

Fuente: Nota de prensa

Contacte con LA MAFIA SE SIENTA A LA MESA

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.