Zara paga las consecuencias de un algodón más caro

 Las acciones de Inditex o H&M han sufrido en lo que va de año duras caídas ante una previsible reducción de sus márgenes.

Fecha: 07/03/2011

Zara paga las consecuencias de un algodón más caro

En España la crisis ha afectado de manera importante al bolsillo de las familias. Sectores de productos no básicos como el textil se han visto abocados a una guerra de precios para llegar a un público más bajo. Una situación a la que en los últimos meses se ha sumado una importante inflación del algodón. Las compañías del sector han ajustado sus previsiones y las cotizadas han sufrido un fuerte desgaste de sus valores. En España el ejemplo más claro es Inditex. Los accionistas del gigante gallego se han dejado en bolsa casi un 17% en lo que va de año.

El grupo que preside Amancio Ortega fue el segundo valor más rentable del Ibex 35 durante 2010, subió un 30% en un año en el que el selectivo se dejo un 18%. El plan de expansión internacional, y su cada vez menor exposición a España, generaba confianza en los operadores. Unas razones, que si bien siguen presentes, no parecen suficientes para soportar el encarecimiento que están viviendo las materias primas. En solo tres meses el algodón ha subido un 55 %, alcanzando máximos históricos que no se superaban desde 1995, con lo que implica en costes para una compañía como Inditex.

"Esto se traduce en una reducción de márgenes que indudablemente afectará a sus beneficios en superficie comparable. Ahora queda por ver como trasladan esto al precio del producto final", declaran desde MG Valores. De todas maneras, estas preguntas no implican que se esté poniendo en duda el comportamiento de la acción a largo plazo. Según Bloomberg, el precio objetivo del valor es de 61,58 euros, con casi un 50% de los analistas recomendando su compra. "Este puede ser un buen momento para entrar. El impacto negativo ha podido ser exagerado por el mercado", declaran desde Renta 4.

Uno de los grandes competidores de la compañía gallega, la sueca H&M, también está sufriendo en bolsa debido al estancamiento de sus ventas y al coste de las materias primas. Los títulos de la compañía han caído un 9,7 % desde el inicio de año, una situación de la que tampoco son ajenas la británica Marks & Spencer o la italiana Benetton. Mientras tanto, en España, Adolfo Domínguez consigue remontar un 9% en 2011, aunque su tamaño y modelos de negocio no tengan nada que ver con estos grandes monstruos de la distribución. De hecho, su repunte se debe más al proceso de reestructuración de la empresa que a otros factores.

Fuente: CincoDías.com

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.