Sensabene abre una franquicia en Alcorcón

En el recién inaugurado centro de Roberto García es posible encontrar un abanico de servicios estéticos, que van desde la fotodepilación a la cavitación o la presoterapia

Fecha: 21/01/2011

Sensabene abre una franquicia en Alcorcón

Un singular espacio de salud y belleza es lo que ha puesto en marcha, en la madrileña localidad de Alcorcón (c/ Estambul, 28), Roberto García. “La idea, el objetivo, era completar el círculo. Es decir, conseguir que las personas se encuentren bien por dentro y por fuera. Y para eso no valía cualquier firma, sino una marca de reconocido prestigio, como Sensebene, que tiene un amplio abanico de soluciones y una gran calidad en lo que a tratamientos y maquinaria se refiere, y por supuesto una política de precios imbatible”. Para este emprendedor, se trata de una firma que no sólo se preocupa por la imagen de sus establecimientos, sino que “realmente cuida lo que sucede en el interior de los mismos. Y no introduce ningún nuevo tratamiento o maquinaria sin haberlo probado antes en sus establecimientos propios; porque de nada vale el aparato o la técnica más innovadora si no se adapta antes y se proporciona a los franquiciados la formación necesaria para que sus esteticienes aprendan su manejo adecuado”.

El nuevo Sensebene de Alcorcón se encuentra enclavado en una de las más zonas más comerciales, ya no sólo de España, sino de toda Europa, según datos estadísticos oficiales, junto a una de las estaciones del MetroSur, muy próximo al Hospital Sur, del Grupo Sanitario Capio, y a la única farmacia de la zona. En las proximidades de un parque comercial con los consabidos IKEA, Alcampo, Leroy Merlin, Media Market, Mercadona, Porcelanosa… El centro recién inaugurado dispone de cuatro cabinas: una para la cavitación, otra para la la presoterapia, una tercera para la depilación por luz fotopulsada y todo tipo de tratamientos faciales y una cuarta que alberga de momento la báscula y la máquina de vibrofitness. Además cuenta con un buen número de metros cuadrados, de momento sin uso, pero susceptibles de albergar cualquier nuevo servicio disponible (ya sea fisioterapia, pilates, yoga…). “Con este espacio de salud y belleza queremos convertirnos un referente en toda la zona sur de Madrid, y para ello ofrecemos un análisis gratuito inicial, con el que conocer las verdaderas necesidades del cliente y sobre todo, y los que es más importante, sus expectativas sobre el o los tratamioento/s a recibir”.

Entre los tratamientos que es posible disfrutar en el nuevo Sensebene de Alcorcón destacan: la fotodepilación por IPL (la llamada ‘fotodepilación definitiva’, que resulta menos lesiva que el láser), la mesoterapia virtual (la mejor opción para tratar la flacidez cutánea, arrugas, rejuvenecimiento facial y todo tipo de celulitis), la radiofrecuencia (logra la revitalización general de los tejidos, pero principalmente del tejido colágeno que da firmeza a la piel, que además retarda el envejecimiento y es la mejor opción para el tratamiento de flacidez cutánea y arrugas superficiales y profundas), el vibrofitness (indicado para la modelación corporal, tonificación muscular, fortalecimiento y entrenamiento físico), y la ultracavitación (la mejor opción para el tratamiento de la adiposidad localizada y la celulitis, llegando a efectuar los mismos resultado que una liposucción, pero sin cirugía).

Además, también es posible disfrutar de tratamientos faciales (higiene facial, hidratación, rehidratación, reafirmación, tonificación, anti-edad, anti-acné, ‘lifting’ facial, flacidez cutánea, fotodepilación, fotorrejuvenecimiento, manchas y arrugas) y corporales (celulitis, adiposidad localizada, sobrepeso, fotodepilación, flacidez muscular, flacidez cutánea, drenaje linfático, drenaje venoso, tratamientos circulatorios, analgésico, modelado corporal, reafirmación, tonificación, retención de líquidos, secuelas de acné, estrías y postparto).

Sensebene es una cadena con una treintena de centros de estética, belleza y salud corporal, que poseen las mejores máquinas del mercado, fabricadas en Europa, homologadas y testadas, lo que les permite ofertar electroestética de última generación. La inversión inicial para poner en marcha un centro Sensebene (sin incluir la obra de remodelación) es de 36.500 euros, con un ‘royalty’ de explotación de 400 euros al mes y otro de publicidad, de 100 euros.

Si no se contara con toda la inversión, la central ayuda en la gestión de las negociaciones con las entidades de crédito para adquisición de préstamos y fondos ICO. Los requisitos mínimos de local son 50 metros cuadrados de superficie, en poblaciones de 30.000 habitantes, a pie de calle o dentro de una gran superficia comercial. Además, la central también realiza el “llave en mano” facilitando al inversor la entrada en el negocio sin necesidad de tener que involucrarse en la búsqueda, remodelación y adecuación del local.

Fuente: Nota de prensa

Contacte con SENSEBENE

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.