Los helados del invierno

Con salsa de frutas, nueces o lacasitos, las yogurterías elaboran recetas del saludable producto lácteo ideal para los meses fríos

Fecha: 07/01/2011

Los helados del invierno

Frío, humedad y lluvia. Con este tiempo no apetecen los helados, pero ¿por qué privarse de este placer en los meses invernales? Su alternativa tiene nombre y dirección: las yogurterías.

Cremosos y de distintos sabores, los yogures se están convirtiendo en la opción más llamativa frente al helado. Varios locales de Valencia ofrecen decenas de recetas y sus clientes ya disfrutan de las ventajas saludables de este producto.

Hace unos meses abrió sus puertas la yogurtería Llao Llao (Calle Muro de Santa Ana, 4). Pilar es la encargada del moderno local. La decoración del establecimiento es moderna, con toques blancos y colores verdosos.

En el mostrador, se enseñan las diferentes variedades de yogur a elegir. Una vez elegido el sabor, el cliente puede escoger toppings que permiten al cliente añadir frutos secos, frutas frescas y lacasitos, entre otros.

Los precios son asequibles a todos los bolsillos. La tarrina pequeña cuesta dos euros y se le puede añadir un topping (un ingrediente más). La tarrina mediana que cuesta 50 céntimos de euro más que la pequeña se le puede añadir dos toppings, es decir tres en total (ya sean salsas o fruta a elegir). Si se tiene mucha hambre se puede optar por la tarrina grande: cuesta un euro más y se puede añadir de tres toppings en adelante (hasta cinco).

En las salsas hay gran variedad ya sean de frutas silvestres o fresas silvestres (fresas pequeñas con salsa de fresa caramelizada), dulce de leche, chocolate blanco, chocolate con leche. Dentro de las frutas de temporada (la que se lleve en ese momento) se puede encontrar desde melón, sandía, fresas y plátanos. Hay también batidos de varias clases desde sandía hasta melón para refrescarse en verano. Y por supuesto, se puede elegir el helado tradicional.

El yogur es un producto rico en calcio que favorece huesos y dientes. Además, previene la formación de bacterias en el intestino, fortalece el sistema inmunitario y facilita las digestiones.
La combinación del helado con los toppings recomendados como frutas frescas y cereales potencia sus propiedades nutritivas. Y si el problema es guardar la línea, el yogur es un producto con menos caloría que el helado tradicional pero mucho más cremoso.

Fuente: Las Provincias

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.