Se buscan emprendedores dispuestos a reciclarse

Avalada por 1.700 locales en 45 países, la enseña australiana de reciclaje de cartuchos de impresión llegó a España en 2003 y ha abierto 50 tiendas que, con una cuidada ubicación, permiten a los clientes ahorrar u

Fecha: 28/12/2010

Se buscan emprendedores dispuestos a reciclarse

El folio lleno de frases borrosas que escupe la impresora alerta de que la tinta se ha agotado. ¿Qué hacer con el cartucho vacío, compuesto de plástico, goma, acero y otros metales tóxicos? La opción de desecharlo y comprar uno nuevo es aún muy frecuente entre los españoles, aunque remanufacturar y rellenar el viejo se va perfilando como una alternativa atractiva. 

Así lo cree el director general de Cartridge World, Jeff Hargreaves, que relata que el mercado de reciclaje de cartuchos creció en 2009 entre un 10 y un 20%. ¿Las razones? El ahorro económico roza el 50% y, además, se contribuye al cuidado medioambiental.

A la luz de un progresivo aumento de la demanda, Hargreaves indica que desde 2007 ha habido una explosión de marcas que será difícil sostener: “Mientras algunas enseñas extranjeras hemos empezado a consolidarnos, han ido surgiendo nuevos operadores, algunos de los cuales apenas alcanzan 5 establecimientos. En la actualidad somos unos 25 franquiciadores y, si bien las grandes cadenas seguirán creciendo, no creo que esta cifra se mantenga en el próximo lustro”.

El origen de Cartridge World se encuentra en el cobertizo de un jardín de Adelaida (Australia), donde Bryan Stokes probó a rellenar cartuchos en 1988. Tras ver que el novedoso concepto gustaba, el fundador buscó un socio en 1996 y, juntos, se lanzaron a franquiciar. Saltaron a Nueva Zelanda en 1999, al Reino Unido en 2000, y siguieron a paso ligero hasta superar los 1.700 establecimientos que la cadena posee actualmente en 45 países.

La historia española comenzó en 2003, aunque cambió de protagonista a los dos años. Un empresario inglés adquirió la masterfranquicia para nuestro mercado, pero problemas personales y las dificultades con el idioma le llevaron, a finales de 2005, a vender los derechos de marca a uno de sus mejores franquiciados, Jeff Hargreaves. “Yo era el propietario de 2 Cartridge World en Barcelona y tenía la intención de abrir varios más, así que compré la licencia”, expone. 

Hargreaves cogió el relevo de una enseña que en aquel momento contaba con 7 puntos de venta y la ha convertido en una red de 50 tiendas (48 asociadas) distribuidas por todas las comunidades autónomas excepto La Rioja, Cantabria, Navarra y Asturias. 

Tal y como explica el ejecutivo, la central –con sede en Barcelona– ha mantenido un ritmo de aperturas sostenido en los últimos 3 años, aunque la primera parte de 2010 ha sido algo atípica. “Hemos notado cierta calma previa a lo que no sabíamos si sería otra tormenta o la recuperación económica. Hasta ahora, hemos sumado 4 unidades; sin embargo, la situación ha mejorado en el segundo semestre y nuestra meta es abrir al menos 8 locales más antes de 2011”, sentencia.

Más información

Fuente: Redacción En Franquicia

Contacte con CARTRIDGE WORLD

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.