Rostros famosos en franquicia

Las franquicias echan mano de rostros conocidos, sobre todo de cantantes, actores, modelos y/o deportistas,  para asociar a ellos su imagen.

Fecha: 22/12/2010

Rostros famosos en franquicia

La franquicia de fotodepilación Pulsazione acaba de anunciar la presencia de algunas personalidades del mundo de la televisión como Patricia Conde o Arancha de Benito en el photocall de su última inauguración en Madrid. Ésta no es la primera vez que las franquicias echan mano de rostros conocidos, sobre todo de cantantes, actores, modelos y/o deportistas,  para asociar a ellos su imagen. Hay numerosos ejemplos de ello en el sector de la franquicia: Vanesa Romero promociona la firma de zapatería Cuplé, Imanol Arias publicitó Creditservices, Jaime Cantizano (en la foto) colabora con Bed’s, Boris Izaguirre con Ben & Jerry’s, etc. Fuera de este mercado, podemos comprobar que este tipo de patrocinio es común en todo tipo de firmas, pequeñas, medianas y grandes, nacionales e internacionales, como es el caso de Cristiano Ronaldo para el Banco Espiritu Santo, George Clooney para Nexpresso o Penélope Cruz para L’Orèal.

El objetivo de este tipo de estrategia de marketing suele ser el de potenciar los valores y el conocimiento de la marca entre su target objetivo, aprovechando las sinergias y la fama que genera este personaje conocido entre el gran público. El talento, la fama y/o la belleza de estas celebridades suele, en teoría,  proporcionar a la firma que representan un aumento en sus ventas y conocimiento entre el público objetivo, lo que en términos marketinianos se mide en GRP (Gross Rating Point).
  
Un estudio de la agencia especializada Personality Media especifica al respecto: “no es una garantía de éxito (la contratación de un personaje famoso) ya que para que este tipo de campaña tenga éxito es fundamental que exista un alto grado de adecuación entre la marca y los atributos de imagen que los consumidores perciban en dicho personaje”.

Aunque los estudios realizados al respecto parecen confirmar la efectividad de este tipo de campañas y su buena repercusión a nivel mediático, si bien, es recomendable sopesar con detenimiento múltiples aspectos a la hora de elegir a nuestro protagonista pues suele representar una de las partidas más relevantes del presupuesto publicitario. Se deben, entonces, analizar puntos como la valoración de este personaje entre el público objetivo, los valores que proyecta, el nivel de desgaste publicitario, su grado de credibilidad, etc.

De todas estas variables, y de otras muchas que no se pueden controlar ni prever, dependerá el éxito de la campaña y la sensación para la directiva de la firma de que el esfuerzo presupuestario realizado ha merecido la pena.

Fuente: Dpto. Comunicación Barbadillo y Asociados

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.