La franquicia, la opción preferida por los emprendedores para el autoempleo

A pesar de la coyuntura económica actual, la Asociación Española de Franquiciadores cree que el panorama es alentador para que se vuelva a recuperar el crecimiento del sector.    

Fecha: 13/12/2010

El resumen de la Asociación Española de Franquiciadores de lo que ha sido este año que se nos acaba es positivo. Y es que la Patronal de la franquicia considera que con la que ha caído, el sector ha sabido mantener el tipo y crecer. “No hay duda de que el 2010 ha sido un año plagado de novedades y reformas que han afectado a todos los sectores, incluido el de la franquicia. La subida del IVA o la Reforma Laboral, son dos ejemplos de ello. Sin embargo el comportamiento de nuestro sector ha sido el de trabajar aún más duro”, comenta Eduardo Abadía, su Gerente. “De esta manera los efectos del momento económico han sido menores”.

 Y es que tal y como recuerda la AEF en 2010 han operado en nuestro país 919 cadenas franquiciadoras (de las cuales un 81, 2% son españolas y 18,8% son extranjeras). “Eso significa que el número de cadenas es de 44 más que el ejercicio anterior. En concreto 13 de ellas son extranjeras”, explica Abadía. “En cuanto al descenso global la facturación ha sido del 4,1% y el número de empleos sólo se ha visto reducido en un 0,4%”.

 Así las cosas lo que dicha Asociación tiene claro es que este modelo de comercialización empresarial será uno de los que antes dejará atrás la recesión durante el 2011.  Se trata de que las tres patas sobre las que se asienta la franquicia (candidatos a franquiciado, de locales y de financiación) bailen al mismo son. “Hace unos años, había candidatos a franquiciado y también financiación, pero, sin embargo, encontrar buenos locales a precios asequibles era misión casi imposible. 

En la actualidad, sigue habiendo candidatos −y más ahora con esa lista de desempleados aumentando, que buscan una salida profesional a su situación de parados−, hay locales a precios no tan prohibitivos, pero los bancos y las cajas de ahorros tienen cerrado el grifo para la concesión de préstamos, lo cual está frenando la expansión de la mayoría de las enseñas. Por tanto, sólo hace falta que las entidades financieras empiecen a dar créditos de nuevo, para que la franquicia retorne a las cifras del crecimiento, en cuanto a facturación, aperturas y empleo generado”, finaliza Eduardo Abadía.

Fuente: Nota de prensa

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.