‘Un mago’ en franquicia

Harry Potter es un ejemplo de cómo explotar una marca comercial por medio de este modelo, aplicado al cine y los videojuegos.

Fecha: 29/11/2010

El pasado 19 de noviembre comenzaba la exhibición en las salas de cine de 55 países de Harry Potter y las reliquias de la muerte. Primera Parte. A pesar de tratarse de la séptima adaptación cinematográfica de la saga literaria firmada por J.K. Rowling, las cifras iniciales de recaudación en taquilla del filme no acusan los envites del desgaste o la crisis, hecho que no ha pasado desapercibido para los medios de comunicación.

La versión digital del diario El Mundo se hacía eco de esta circunstancia este mismo lunes: “Harry Potter ha hecho magia con la taquilla. La última película de la saga [...] ha ocupado el número uno en la taquilla mundial con una recaudación de 330,1 millones de dólares (241,5 millones de euros) en todo el mundo durante su primer fin de semana en los cines, según ha anunciado este domingo la productora, Warner Brothers, en un comunicado.”

Un ‘taquillazo’ que tiene como base el concepto ‘franquicia’, que el diccionario de la Real Academia Española entiende como la “concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada”.

En el caso de la marca comercial Harry Potter y, en materia de adaptación cinematográfica, es Warner Brothers la que detenta estos derechos desde el inicio de la incursión cinematográfica del joven mago.

Desde el estreno en 2001 de Harry Potter y la piedra filosofal, la productora ha llevado a las pantallas del séptimo arte con periodicidad casi religiosa las sucesivas entregas literarias:  Harry Potter y la cámara secreta (2002); Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004);  Harry Potter y el cáliz de fuego (2005);  Harry Potter y la orden del Fénix (2007) y Harry Potter y el misterio del príncipe (2009).

La franquicia Harry Potter parece resistirse a ‘finiquitar’ sus aventuras cinematográficas y  sus beneficios económicos; Warner ha planificado una despedida en dos pasos, tal y como se recoge en su página web. El primero se dio el pasado fin de semana con el estreno de la primera parte de Harry Potter y las reliquias de la muerte; el definitivo está previsto para el 15 de julio de 2011, fecha en que se iniciará la exhibición en salas del adiós definitivo del mago.

Del mismo modo se ha programado ‘el adiós’ de la saga Potter desde el universo de los juegos electrónicos. En esta ocasión es la desarrolladora y distribuidora  estadounidense Electronic Arts (EA) la encargada de convertir en videojuego las aventuras del mago.

En este caso, la estrategia seguida ha consistido en solapar los estrenos  de la franquicia cinematográfica con los de su homóloga en el mundo de los videojuegos. A este respecto, la versión digital del diario ABC  anunciaba el pasado 17 de noviembre que “Electronic Arts y Warner Bros. Interactive Entertainment han anunciado la disponibilidad de la primera parte del fin de la saga del mago más famoso de todos los tiempos [...]”.

EA desarrolla y comercializa diferentes productos de la ‘franquicia Potter’; unos coinciden con las diferentes entregas de la saga (Harry Potter y la piedra filosofal, Harry Potter y la cámara secreta, etc.) y otras ediciones especiales como Harry Potter Quidditch Copa del Mundo que, tal y como recoge la compañía en su página web, constituye “el primer videojuego que te permite sentir la velocidad, fuerza y competición mágicas del Quidditch, el deporte favorito de brujas y magos”.

La explotación de la marca comercial Harry Potter a través de franquicias en el cine o los videojuegos constituye un ejemplo que, aunque pasa desapercibido ante nuestros ojos, tiene réplicas sobradamente conocidas dentro la propia Warner con Batman y en Electronic Arts con FIFA.

Fuente: Departamento de Comunicación Barbadillo y Asociados

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.