Desde la Cámara de Comercio de Madrid se advierte sobre la "timidez" de la reforma laboral aprobada por el Senado

Su presidente, Arturo Fernández, reconoce, no obstante, que en ella “se incluyen medidas que contribuirán a estabilizar el mercado de empleo”. 

Fecha: 30/08/2010

El presidente de la Cámara de Comercio de Madrid y CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Arturo Fernández, ha calificado de “tímida” la reforma laboral aprobada ayer en el Senado, si bien ha indicado que “incluye medidas que contribuirán a estabilizar el mercado de empleo”.

Arturo Fernández ha mostrado su conformidad con la enmienda incluida en la reforma laboral sobre la reducción de la indemnización por despido a 20 días para aquellas empresas que acumulen pérdidas económicas. “La empresa no puede contratar porque no puede despedir y muchas empresas se han visto abocadas al cierre pero espero que esta situación mejore con la reforma laboral”.

“Es preferible que continúe la actividad de la empresa a que cierre por completo, así se evita seguir sumando parados”. En concreto, el presidente de la Cámara y CEIM ha hecho hincapié en la elevada tasa de paro juvenil en España, que alcanzó el 40% en 2009 según un informe de la Organización Internacional del Trabajo, el triple que la tasa mundial y la más elevada de la Unión Europea. Fernández ha insistido en la necesidad de ayudar a los jóvenes a ser emprendedores y reorientarles al emprendimiento y al autoempleo.

En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio y CEIM ha manifestado también su desacuerdo con el hecho de que la reforma laboral elimine la ayuda de los 425 euros para aquellos autónomos en paro que hayan agotado su prestación por cese de actividad. “Los trabajadores autónomos deberían disfrutar de este derecho al igual que el resto de parados”.

Arturo Fernández ha señalado su conformidad con la reducción de 100 a 30 días que los parados tienen para rechazar cursos de formación sin ser penalizados. “Es fundamental que los parados continúen su formación para incorporarse cuanto antes al mercado laboral. Esto es bueno tanto para él como para la futura empresa que le contrate”.

Por último, Arturo Fernández se declara a favor de valorar la ausencia del empleado para su despido si éste falta el 20% de su jornada hábil en dos meses consecutivos. “Es preciso aplicar un sistema eficaz de control del absentismo laboral ya que representa un enorme freno para la productividad, perjudicando tanto a la empresa como a sus trabajadores”.

En este sentido, ha indicado que el absentismo “supone una carga para el crecimiento del conjunto de la economía, frenando la competitividad de las compañías españolas frente al resto de países de nuestro entorno”.

Fuente: Nota de prensa

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.