Compra Venta entre Particulares lleva la franquicia a Portugal

La enseña inaugura la primera tienda en Estoril.

Fecha: 15/02/2010

Compra Venta entre Particulares lleva la franquicia a Portugal

Compra—Venta entre Particulares, la empresa que ha revolucionado el sector inmobiliario abriendo nuevos canales de intermediación inmobiliaria sin comisiones entre particulares, acaba de inaugurar su primera oficina en Portugal. Se trata de un local en la localidad costera de Estoril, muy próxima a la capital, Lisboa.

Esta nueva apertura supone para la empresa el comienzo de su expansión por este país. El nuevo franquiciado de la enseña, Antonio Sardihna, es un fuerte empresario de la zona y dentro de dos meses se hará con el masterfranquicia para Portugal y desarrollará el concepto de negocio por todo el país.

La enseña con sede en Benidorm cuenta actualmente con 3 locales propios y 57 franquiciados, y debido a la gran aceptación que están teniendo sus servicios y productos se encuentran en pleno proceso de expansión por toda España. Además cuenta con presencia en México con 4 oficinas que dan servicio a 3 estados.

Para este ejercicio 2010 su intención es continuar con su expansión nacional y llegar a las provincias donde aun no tiene presencia, además de consolidarse tanto en Portugal como en México e introducirse en otros países de interés en el Centro y Sur de América, como Panamá o Colombia.

Compra—Venta entre Particulares nace de la necesidad y demanda de todas aquellas personas que debido a la coyuntura económica actual necesitan vender, alquilar o traspasar un negocio o un inmueble de una manera rápida, cómoda y eficaz.

El nuevo concepto, que ha emergido en plena crisis y está revolucionando el sector inmobiliario, responde a la necesidad de abrir nuevos canales que ahorren al vendedor comisiones de intermediación en un mercado bajista.

Compra—Venta entre Particulares ha patentado y registrado la publicación de una revista de gran calidad y difusión gratuita, que ofrece un servicio económico para publicar un anuncio de venta o de compra con la garantía de que el posible comprador será un particular.

La peculiaridad es que las agencias inmobiliarias no tienen cabida en este modelo de negocio, de modo que el precio final del inmueble será única y exclusivamente el que pide la propiedad sin encarecer el producto ya que los gastos de intermediación se eliminan.

El coste para el vendedor es desde 45 euros al mes por cada anuncio de un cuarto de página. El precio incluye el soporte y la composición del anuncio, que recoge texto y las fotografías del inmueble que realiza el departamento comercial.

Además, a todos los anunciantes se les promocionan sus inmuebles en la web comercial de la empresa y disponen de una línea telefónica de asesoramiento completamente gratuito en aspectos como la redacción de documentos, las notas registrales o cualquier otro trámite que conlleva una operación inmobiliaria de este tipo.

La inversión necesaria para poner en marcha un local de Compra—Venta entre Particulares es de 18.000 euros, en localidades de más de 100.000 habitantes y con un local u oficina a partir de 35 metros cuadrados u oficina.

Fuente: Nota de prensa

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.