Sensene amplía la franquicia con un establecimiento en Madrid

El local, gestionado por José Ballesteros y su hijo, se ubica en la calle del Camino de Vinateros, 40, en Moratalaz.

Fecha: 12/11/2009

Sensene amplía la franquicia con un establecimiento en Madrid

Sensebene, franquicia especializada en estética corporal, ha inaugurado su tercera unidad operativa en España, concretamente en la madrileña calle del Camino de Vinateros, 40, en el populoso barrio de Moratalaz (150.000 vecinos). Con más de 60 metros cuadrados de superficie, este establecimiento, al frente del cual están José Ballesteros Peña y su hijo Sergio, arranca con una clara filosofía basada en la profesionalidad, la confianza, la calidad, una atención óptima al cliente y una innovación constante de aparatología y de nuevas técnicas. Esta nueva franquicia cimienta su estrategia de empresa sobre una apuesta firme por las personas, que junto con las últimas tecnologías estéticas, hacen posible ofrecer servicios de gran calidad y confianza.

"He estado toda la vida dedicado a la hostelería y la restauración. Ahora buscaba, junto a mi hijo Sergio, una segunda fuente de ingresos, y hemos detectado que la estética y la salud son una actividad claramente al alza, pero no podíamos de repente volvernos un expertos, motivo por el que hemos echado mano del sistema de franquicia", señala este conocido emprendedor madrileño. "Aparte de que sin la aparatología adecuada, no puedes resultar competitivo. Por eso optamos por este sistema de colaboración empresarial: para aprovechar el saber hacer de gente experta, que además cuenta con los mejores proveedores tecnológicos del mercado. Si a ello le añadimos nuestras ganas de conocer poco a poco el negocio y la ilusión puesta en el proyecto, de la unión no pueden salir más que cosas buenas".

Estos 2 nuevos franquiciados de Sensebene aseguran que se trata de la mejor oferta del mercado, "tanto en la calidad humana de sus responsables, como en la variedad de su oferta, y en todo caso la más conveniente para la ubicación exacta de mi centro. Me explico: dedicada al sector de la belleza, la estética y la salud, cimienta su estrategia de empresa sobre una apuesta firme por las personas, que junto con las últimas tecnologías estéticas, hacen posible ofrecer servicios de gran calidad y confianza. Sensebene es una empresa interesante para sus clientes e interesada en sus clientes".

El establecimiento de estos 2 emprendedores, cuya idea no es abrir un sólo centro, sino al menos dos unidades más, a poco bien que les vaya el negocio (uno coincidiendo más o menos con el próximo verano, y otro para las Navidades de 2010) se encuentra inmejorablemente ubicado a la entrada del barrio, al lado de un supermercado AhorraMás que, cuando esté acabado, va a ser uno de los más grandes de España, al lado de Correos, enfrente de la Delegación de Hacienda... "Lo bueno de la franquicia es que te lo dá todo hecho: ni Sergio ni yo hemos tenido que ocuparnos de licencias, permisos, obras, proveedores, etcétera. Cuando me han dicho en la central que estábamos para inaugurar me he ocupado de la fiesta de apertura, a la que acudió medio Moratalaz, y al día siguiente ya estaba recibiendo a posibles clientes", señala José Ballesteros Peña, quien opina desconocer "qué tal será la formación de otras franquicias, pero la formación de Sensebene es espectacular: 80 horas de curso inicial, que te dan, sino para convertirte en un experto y ponerte a dar tú los tratamientos, sí para valerte a la hora de explicarle a una clienta en qué consiste cada tratamiento, para qué es beneficioso, etcétera. El apoyo de la central ha sido muy bueno en todas las facetas que pueden inquietar a una persona que empieza desde cero".

Los cerca de 90.000 euros que ha supuesto la puesta en marcha del centro Sensebene en Moratalaz se han plasmado en tres cabinas (fotodepilación por luz fotopulsada, presoterapia-electroestimulación-infrarrojos y cavitación-electroporación-limpiezas faciales), ampliables a cuatro, además de una pequeña sala para la máquina de vibrofitness (que contaría con espacio para un segundo aparato) constituyen la oferta de estos dos emprendedores, que cuentan con 2 auténticas expertas, encargadas de los tratamientos, a las que en breve se unirá una tercera.

La inversión inicial de la franquicia es de 36.500 euros, con un royalty de explotación de 400 euros al mes y uno de publicidad de 100 euros. Si no se contara con toda la inversión, Sensebene ayuda en la gestión de las negociaciones con las entidades de crédito para adquisición de préstamos y fondos ICO. Los requisitos mínimos de local son 50 metros cuadrados de superficie, en poblaciones de 30.000 habitantes, a pie de calle o dentro de un gran centro comercial. Además, la central también realiza el "llave en mano" facilitando al inversor la entrada en el negocio sin necesidad de tener que involucrarse en la búsqueda, remodelación y adecuación del local.

Fuente: Nota de Prensa

Contacte con SENSEBENE

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.