Clean Master, franquicia responsable con el medio ambiente

La cadena ha incorporado la tecnología d2w.

Fecha: 29/09/2009

La franquicia española Clean & Master, referente en su sector, desde sus inicios ha mantenido firmemente su compromiso con el entorno natural mediante la realización de diferentes iniciativas de concienciación social y medio-ambiental.

Algunas de estas iniciativas, como la donación a organizaciones benéficas de ropa antigua almacenada en las tiendas; consumibles más ecológicos; ahorro en el uso de procesos productivos de limpieza; maquinaria con tecnología ecológica o sistemas de recogida y reciclaje de residuos, son las características que definen y diferencian a Clean Master de la competencia en su sector.

Los plásticos comunes tardan en desintegrarse de entre 100 a 300 años. La bolsa degradable tiene un promedio de vida útil de 3 a 5 años, tiempo suficiente ya que este tipo de productos son de alta rotación y rápido consumo.

El proceso de degradación comienza con cualquier combinación de calor, luz, oxigeno o humedad, actuando como catalizadores de la degradación. Una forma de hacerlo, es intercalando grupos sensibles a la luz en la cadena de polímeros.

Al incidir la luz solar estos grupos se descomponen y rompen al polímero en porciones pequeñas facilitando así el trabajo de los microorganismos. Estos plásticos se denominan fotodegradables y en los primeros se introdujeron grupos carbonilos en poliestirenos y polietilenos.

La cadena de tintorerías utilizará, en el conjunto de sus franquicias, este nuevo material plástico que se degrada por la acción de los rayos ultravioleta de la radiación solar, de tal manera que pierden resistencia y se fragmentan en partículas diminutas. Albert Torrent Gómez, director de Operaciones de Clean Master Tintorerías señala, "estamos satisfechos de ser la primera cadena de Tintorerías-Lavanderías en incorporar esta nueva tecnología en plásticos 100% amigable con el medio ambiente a nuestros procesos de producción.".

Con la nueva tecnología llamada "d2w", la degradación del plástico comienza cuando la vida útil programada termina y el plástico es desechado. Con el paso del tiempo el empaque deja de ser un plástico y se convierte en materia orgánica. El plástico será consumido por bacterias y hongos, presentes en la tierra, ya que a través de un aditivo se reduce la estructura molecular a un nivel que permite la reintegración natural de los microorganismos.

Este periodo de degradación puede llevar a un período máximo de entre 3 y 5 años, lo que reduce considerablemente el volumen de desechos de un 100% a un 15%, ya que el plástico degradado se convierte en CO2, agua y biomasa. Si se realiza una comparación, el plástico normal puede tardar entre 100 a 300 años en degradarse.

Fuente: Nota de Prensa

Contacte con CLEAN MASTER TINTORERÍAS/LAVANDERÍAS

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.