Musgo se lanza a la franquicia para duplicar su tamaño en tres años

La cadena de tiendas de regalo, decoración y moda espera tener 80 tiendas en 2012. Para convertirse en franquicia, el grupo ha introducido cambios en la gestión de los estalecimientos.

Fecha: 18/08/2009

Musgo se pasa al sistema de franquicias para capear el temporal y duplicar su tamaño en tres años. La cadena de tiendas de regalo, decoración y moda tiene un plan: hacer de la optimización su bandera y confiar el desarrollo de la marca a franquiciados. Musgo quiere tener 80 tiendas en el año 2012.

«Nuestro proyecto pasa por optimizar el modelo de Musgo para que sea franquiciable. Primero hemos desarrollado una mejor logística, un mejor sistema de exposición y hemos reducido el catálogo de referencias, mientras hacíamos un esfuerzo en la mejora de procesos», explica Borja Oria, consejero director general de la cadena.

A pesar de esta carta de presentación, Oria asegura que «no queremos lanzarnos a franquiciar a gran escala hasta que tengamos el modelo perfectamente definido». Por eso, la cadena a desarrollado un ajustado programa de apertura de tiendas: tres este año y 48 hasta 2012 en España y Portugal.

Expansión
Ésta es una expansión notable, ya que, hasta ahora, Musgo cuenta con 32 tiendas propias en las principales ciudades españolas y en Lisboa. Un crecimiento que Oria asegura que tiene mucho que ver con la actitud del nuevo vicepresidente ejecutivo del grupo, Ramón Solé, ex directivo de Loewe, y que está decidido a hacer de Musgo un líder.

Para desarrollar este plan, Oria y Solé cuentan con el apoyo total de los principales accionistas, AC Desarrollo, la firma de capital riesgo de Ahorro Corporación, que controla el 87,5% de Musgo y realizó una reciente ampliación de capital de cuatro millones de euros. Borja Oria retiene un 12,5% del capital.
Este programa de franquicias es la última etapa de una dilatada historia.

Musgo nació en 1971 de la mano de Federico Oria y Rosa Riu, que abrieron su primera tienda en la madrileña calle de Hermosilla. «Desde entonces, siempre hemos buscado las mejores ubicaciones posibles», cuenta el consejero director general e hijo de los fundadores, que admite dos nuevos vectores de desarrollo en la cadena.

Por un lado, «retomar los valores clave de Musgo, sus señas de identidad, y darles un importante rejuvenecimiento». Por otro lado, «añadir un factor de ocio, hacer divertido el proceso de compra. La gente también compra para distraerse con la crisis».

Una crisis que está afectando a Musgo, pero no demasiado. «En 2008 tuvimos un año complicado. Teníamos pendiente la refinanciación de la deuda, la ampliación de capital y había una caída en el consumo. Sin embargo, no estamos descontentos», dice Oria.

Junto al despegue franquiciador, la cadena tiene otros cambios recientes y algunos previstos. «Queremos apoyar nuestra marca con diseñadores reconocidos internacionalmente y con nuevos talentos que iremos descubriendo», relata Oria. Hasta ahora, en los establecimientos de Musgo hay un 60% de marca propia y un 40% de marca externa.

Productos
Además, para facilitar la logística y la gestión diaria de cada tienda, el grupo se ha propuesto reducir el número de productos. «Nos vamos a centrar en las referencias que más se venden, los que más rotación tienen y los más fáciles de manipular en logística. Así facilitamos la labor de nuestros franquiciados», explica el consejero director general, que pretende pasar de diez mil artículos por tienda a la mitad.

El grupo ha diseñado dos modelos de tienda para su expansión franquiciadora. La versión más parecida a las actuales Musgo, pero con menos espacio para muebles y ropa, una superficie de 100 metros cuadrados, y un canon de entrada de 20.000 euros. Además, habrá una versión reducida, Minimusgo, una réplica de la actual tienda de bebés en el ABC Serrano con una superficie de 40 metros y un canon de 14.000 euros.

La esencia
- Musgo nació en 1971, cuando Federico Oria y Rosa Riu abrieron una tienda en la madrileña calle de Hermosilla. Entonces, la propuesta de Musgo era revolucionaria: una tienda abierta, con productos variados y de alta calidad.

- Desde entonces, la compañía ha vivido otras tres etapas, marcadas por la expansión y los cambios en el accionariado.

- En 2002 entró Borja Oria como director general. Desde su llegada hasta 2006, el grupo duplicó su tamaño. Pasó a tener 20 tiendas y llevó a cabo su primera apertura en Lisboa.

- Entre 2006 y 2008, la entrada de Ahorro Corporación en el capital (47,5%) profesionalizó el negocio e introdujo cambios en la gestión.

- Desde 2008, la entrada de Ramón Solé, primero como consejero y después como vicepresidente ejecutivo, han impulsado a la cadena.

http://www.expansion.com/

Contacte con MUSGO

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.