La franquicia Alain Afflelou lanza Funny

La marca ofrece gafas de sol a 29 euros.

Fecha: 01/07/2009

Para mantener protegida la mirada sin dejar de hacerlo con estilo, la franquicia Alain Afflelou ha lanzado Funny de Afflelou, su colección de gafas de sol 2009.

Materiales resistentes y ultraligeros, formas variadas y colores originales para que cada uno encuentre las gafas perfectas para su tipo de cara. Tamaños oversize, redondeadas, en pasta de colores y con sofisticados detalles; más de 250 modelos entre la colección femenina, masculina, y también para los niños.

Como siempre, Alain Afflelou se mantiene fiel a su filosofía: poner a disposición del público lo mejor de la tecnología y el diseño. Todas las gafas de sol están equipadas con cristales de policarbonato Protect de Afflelou, ultraligeros e irrompibles. Estos cristales filtran el 100% de los rayos UVS y UVB.

Los peligros del sol y su exposición prolongada

Los efectos del sol en los ojos son más nocivos que en la piel, aunque no son inmediatamente visibles. En concreto, son los rayos ultravioletas los realmente nocivos y de los que hay que protegerse: UVA y UVB.

El ojo tiene una protección natural contra estos rayos: por un lado, la membrana exterior del ojo filtra los UVB responsables de las quemaduras; por otro, el cristalino absorbe los UVA, más penetrantes y responsables del envejecimiento de la piel.

La retina, finalmente, absorbe la luz: para paliar los fuertes mareos y reverberaciones, el iris se contrae naturalmente regulando así la cantidad de luz que llega a la retina. Al final, 10% de los UV atraviesan el cristalino del adulto.

Nuestro tren de vida y nuestras actividades de ocio al aire libre, hacen que nos expongamos prolongadamente al sol y que la reverberación sea más intensa, principalmente en verano: arena blanca en la playa, ir en barco, al borde del mar, en la alta montaña… Son condiciones que ponen el ojo a prueba. La exposición prolongada y la mala protección entrañan daños irreversibles a corto y largo plazo, pudiendo causar desde la oftalmia (la quemadura del ojo) hasta una alteración definitiva de la vist.

El sol y el ojo del niño

El ojo del niño y del adolescente es más frágil que el del adulto: antes del los 25 años, el cristalino no ejerce al 100% como filtro.

Por ello, un niño no debe exponerse directamente al sol antes de cumplir los 3 meses. Antes del año, el cristalino deja pasar el 90% de los UVA y el 50% de los UVB, llegando directamente a la retina… la protección del ojo aumenta regularmente con la edad. De ahí, la necesidad de equipar correctamente a los niños para la exposición solar.

Contacte con ALAIN AFFLELOU OPTICO

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.