Las franquicias Bodega La Andaluza amplían su carta

Los restaurantes incorporan productos típicos de la época estival.

Fecha: 25/03/2009

La franquicia Bodega La Andaluza ha ampliado su carta con productos típicos del Sur. La enseña ha optado por una propuesta muy sana, compuesta por alimentos frescos enfocados a complementar una dieta saludable baja en grasas y calorías. Entre las diferentes propuestas para los próximos meses podemos destacar el salteado de setas, el carpaccio andaluz, los pinchos de langostinos con calabacín, el bacalao al ajo dulce o la ensalada de col crujiente.

Además, se ha incorporado una refrescante selección de postres como la ensalada de frutas del bosque o la de frutas tropicales.

Esta nueva carta viene a completar la oferta de Bodega La Andaluza, que desde sus inicios se ha preocupado por recoger en sus establecimientos lo mejor de la gastronomía del Sur de España. Como no podía ser de otra manera, sus grandes especialidades son las tapas y raciones, tan típicas de esta región.

Bodega La Andaluza comercializa sus productos a través de la web, una iniciativa mediante la que sus clientes podrán adquirir la gran variedad de productos que comercializa la franquicia, todos ellos con una excelente relación calidad-precio.

Actualmente, la cadena cuenta con una red de 21 establecimientos en nuestro país, cifra que tiene previsto incrementar con la apertura de nuevos restaurantes en los próximos meses, para ampliar su cobertura nacional a lo largo del presente ejercicio.

Nuevas incorporaciones

Pimientos fritos (miracielos): en la búsqueda de la gastronomía típica y autóctona, Bodega La Andaluza incorpora de Sevilla los pimientos fritos, que tienen una larga tradición como aperitivo a compartir y como comida recurrente en cualquier momento. Al ser pimientos pequeños, fáciles de comer, con rabito, calentitos y sin pique (no de Padrón), las personas mayores de la tierra les llamaban los miracielos por la postura que hay que adoptar al cogerlos por el rabito y tener que levantar la cabeza.

Salteado de setas: la selección de setas más pequeñas, gustosas y tiernas nos lleva a calificarlas como "baby". Estas setas salteadas al fuego con aceite de oliva y con el punto de sal de unas gambas y un toque de pimentón picante, es un plato de gran valor nutritivo y saludable por todo lo que aportan las verduras.

Manitas de cerdo: un guiso del que se desconoce su origen exacto, pero de gran éxito en la tierra por su elaboración con manitas de cerdos de los que dan el mejor jamón en las dehesas de Andalucía.

Carpaccio andaluz: cortada a modo de carpaccio, la presa ibérica de primera calidad llega a convertirse en un gran manjar en crudo. Por su textura y su grasa veteada, sólo necesita como complemento un buen aceite de oliva y sal gruesa al gusto, con un toque de pimienta negra recién molida.

Pincho de langostino con calabacín: magnífico pincho que combina dos elementos tan distintos como son el langostino, fruto del mar y el calabacín fresco y relleno de queso. Juntos y en su justa proporción nos darán la satisfacción de degustarlos en un bocado crujiente, distinto y jugoso.

Filete de pechuga de pollo: la enseña descubre la elaboración más básica de la pechuga de pollo, pero a la vez la más sana y versátil gastronómicamente hablando.

Croquetas de setas: dentro de todos los fritos de mayor aceptación se encuentran las croquetas. Fritura elaborada a partir de una masa frita de bechamel y el componente principal a elegir, en la textura de la bechamel y en el acierto con la combinación obtenemos un producto fácil y exquisito elaborado con setas, de sabor silvestre y texturas cremosas.

Croquetas de cocido: en este caso se utilizan las materias primas del cocido (carne, tocino, caldo, etc) mezcladas con bechamel.

Bacalao al ajo dulce: pez procedente de aguas frías y con carne blanca. Sus aplicaciones son muy variadas, desde el bacalao seco y salado, hasta como buñuelo (soldadito de pavía), con tomate, en estofado (en amarillo) o simplemente con un poco de sal y frito en taquitos. En esta ocasión se presenta en una salsa cremosa de lácteo y ajos confitados.

Ensalada de col crujiente: esta ensalada, guarda todo su crujiente, sabor y frescor característico, acompañada de una mayonesa ligera, complementa la oferta de ensaladas saludables y frescas.

Leche frita: este es un postre típico del norte de España, para aprovechar la lecha. Bodega La Andaluza lo incorpora a su carta con especias como la canela para potenciar el frito de la masa y contrastar con el dulzor del azúcar blanco.

Profiteroles de nata: deliciosas bolas elaboradas con pasta choux que se rellenan con diversos ingredientes salados o dulces, como en este caso de suculenta nata.

Profiteroles de trufa: elaborados como los anteriores y rellenos con trufa, son el broche ideal para una comida.

Ensalada de frutas del bosque: con este postre se ha tratado de representar el frescor, los olores naturales, colores y explosión de sensaciones que se experimentan en un bosque. Grosellas rojas, fresas, moras, frambuesas, grosellas negras y arándanos, forman parte de esta ensalada.

Ensalada de frutas tropicales: deliciosa mezcla de mango, piña, papaya, melón y kiwi.

Contacte con LA ANDALUZA LOW COST

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.