Nemomarlin firma 3 franquicias

Las nuevas guarderías se encuentran en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), en Valencia y en Illescas (Toledo).

Fecha: 19/02/2009

Nemomarlin firma 3 franquicias

La franquicia de escuelas infantiles, Nemomarlin, acaba de anunciar la firma de 3 nuevas franquicias que de cara al verano estarán totalmente operativas. Estas 3 aperturas se producirán en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), Valencia, e Illescas (Toledo). De esta manera, estos establecimientos se unirán a la red de 3 guarderías de la firma (una de ellas franquiciada).

Con estas firmas, la red de franquicias sale por primera vez fuera de la Comunidad de Madrid y se posiciona en 3 comunidades diferentes cumpliendo las expectativas creadas cuando se decidieron a franquiciar, estando presentes en todas las localidades en las que el boom inmobiliario haya generado la necesidad de tener una guardería cerca de casa.

El principal objetivo de Nemomarlin es desarrollar una red de centros donde todo gira en torno a la calidad del servicio prestado a los más pequeños y sus padres. El equipo de psicólogos y pedagogos que trabajan para la red han desarrollado un completo plan formativo en función de los diferentes grupos de edades, sus necesidades, peculiaridades y características.

La oferta de servicios con los que cuenta la compañía pasan por la amplitud en sus horarios (de 7 a 21 horas); el servicio de comedor; cámaras web de vigilancia que los padres podrán conectar desde su ordenador; iniciación a segunda lengua (inglés); actividades psicomotrices; atención temprana, o masaje infantil. Además de actividades extra-escolares como natación, teatro, talleres, un servicio de ludoteca y la posibilidad de poder celebrar los cumpleaños en cualquiera de los centros.

El perfil de franquiciado que busca Nemomarlin es tanto el de emprendedores con un perfil puramente inversor, como aquellos que quieran gestionar ellos mismos el negocio. Si bien es cierto que está claramente enfocado a profesores, educadores infantiles, psicopedagogo, etc. no es necesario haber pertenecido al sector. La clave será la transmisión del know-how y la experiencia de Nemomarlin. El programa de formación del franquiciado contempla una doble faceta: teórica y práctica, que le permitirá dirigir con total garantía el funcionamiento de un centro Nemomarlin.

Para poder montar un establecimiento Nemomarlin se requieren locales de, al menos, 300 metros cuadrados, en localidades de más de 20.000 habitantes y una inversión de 58.250 euros (canon de entrada de 15.000 euros incluido), más obra civil en función del estado del local. El royalty de explotación será del 5% y el de publicidad del 1%.

Contacte con NEMOMARLIN ESCUELAS INFANTILES

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.