El centro comercial Bahía Azul de Málaga inaugura una franquicia Tapasbar

Walter Pezantes ya posee otro establecimiento de la firma en el centro comercial Moda Shopping de Madrid.

Fecha: 22/12/2008

El centro comercial Bahía Azul de Málaga inaugura una franquicia Tapasbar

Tapasbar, franquicia especializada en la dieta mediterránea, apuesta por el mercado nacional y abre un nuevo local en Andalucía.

Un cuidado estilo y el buen saber hacer culinario es el ambiente que se respira en el nuevo local que la cadena ha abierto en el centro comercial Bahía Sur de Málaga, situado en la calle de Montserrat Caballé, sin número. Este nuevo establecimiento, que ha supuesto una inversión aproximada de 350.000 euros, está dirigido por el emprendedor Walter Pezantes, poseedor de un extenso conocimiento de la franquicia y del sector de la restauración.

Este es el segundo local de la marca que abre. El otro se encuentra ubicado en el centro comercial Moda Shopping de Madrid. Walter ha decidido afrontar este reto, con la seguridad de que la actual situación económica no le va a impedir obtener grandes resultados, ya que se trata del único restaurante del centro.

"La mayor ventaja que ofrece la franquicia Tapasbar es que transmite modernidad sin olvidarse en ningún momento de lo tradicional. Esta combinación de factores hace que sea un concepto muy actual" explica Walter Pezantes. "Contar con un know-how te permite afrontar un nuevo negocio teniendo unas directrices establecidas, un concepto probado y que tiene buena acogida en el mercado. Elegir una franquicia siempre es apostar por el éxito. Además, tengo una estrecha relación con la central de la franquicia, nos entendemos y colaboro con mis propias ideas. Eso hace que nuestra relación sea mucho más fluida".

Tapasbar es una franquicia de restaurantes de tapas y platos tradicionales inspirados en la cocina mediterránea. La sociedad está integrada en el Grupo Paradís, amplio y diversificado grupo de restauración con más de 35 años de experiencia, y con una sólida presencia en nuestro país. El concepto Tapasbar nació en 1993, con un primer establecimiento en Barcelona. Debido a la favorable acogida experimentada, en 1997 se decide apostar por la franquicia como fórmula más adecuada para su expansión.

La inversión total mínima para establecerse como franquiciado de la enseña es de 245.000 euros, con un canon de entrada de 24.000 euros, un ‘royalty’ del 3% y un canon de publicidad del 2%. El local debe contar con una superficie de 130 a 300 metros cuadrados, con una fachada de aproximadamente 4 metros en zonas de ocio y de alto tránsito peatonal.

La compañía hostelera se sitúa de forma preferente en Madrid, Levante, Cataluña, Galicia y Andalucía, sin descartar ninguna parte de la geografía española.

Contacte con TAPASBAR

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.