Llegan los marron glacé a la franquicia Amorino

Las castañas confitadas se presentan en 3 tamaños: 100, 200 y 500 gramos.

Fecha: 05/12/2008

Llegan los marron glacé a la franquicia Amorino

Amorino, enseña internacional de heladerías y chocolaterías artesanales italianas, acaba de lanzar en todas sus boutiques los marron glacé (castañas confitadas en francés) como una propuesta idónea para regalar o con la que deleitarse durante esta época del año. Elaborados según la tradición artesanal italiana, la calidad de esta especialidad es tan alta que fue elegida por la emblemática guía "Figaroscope" entre los diez mejores marron glacé de toda la capital gala.

De este modo, el cliente de Amorino, además de este nuevo postre y los afamados helados de la enseña, podrá acceder a una gran variedad de productos delicatessen como un completo surtido de chocolates, una amplia gama de confitería fina, vinagre balsámico, galletas o, entre otros, turrón blando.

Los marrón glacé son un postre típico de invierno que suele acompañarse en la mesa de turrones, polvorones y otros dulces. Históricamente, este dulce tiene sus antecedentes en las frutas confitadas de la Antigua Grecia y, ya en el Renacimiento, era considerado una exquisitez para las damas florentinas y venecianas. Amorino ha querido ser fiel a esta tradición italiana de elaboración y rescatarla al presente respetando al máximo la calidad y frescura del fruto seco.

Esta nueva especialidad en Amorino se presenta en un cuidado packaging (estuche rígido negro con los envoltorios del interior dorados) y en tres tamaños diferentes (100, 200 y 500 gramos) que pueden ser adquiridos en las boutiques de Amorino desde doce euros.

Los marron glacé son, además, un perfecto ejemplo de la nobleza de las materias primas y la tradición italiana de elaboración de todos los productos Amorino. Las castañas con las que se realizan son importadas directamente desde Italia, primer productor mundial de castañas, concretamente de las regiones de Nápoles y Turín en donde destaca, especialmente, la calidad y la textura de este fruto seco.

Las heladerías–chocolaterías Amorino, aunque originales de París, han llegado a España avaladas con el éxito que la enseña ha obtenido en la capital gala así y como en Alemania o China. La primera boutique en España, ubicada en Gran de Gràcia 53, Barcelona, es testigo de la calidad, la cuidada selección de sus materias primeras y el respeto absoluto a la tradición artesanal italiana de elaboración de todos los productos de Amorino.

Contacte con AMORINO

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.