La franquicia quiere ser un negocio refugio

El sector español de la franquicia cerrará el año con crecimientos en enseñas, establecimientos, empleo y facturación.

Fecha: 24/10/2008

La franquicia quiere ser un negocio refugio

La búsqueda de nuevos modelos de negocio; el aumento de la bolsa de franquiciados por la proliferación del autoempleo ante la destrucción de puestos de trabajo en ciertos sectores; la seguridad de contar con el respaldo de una marca y una estructura consolidada; los ajustes en precios en el sector inmobiliario, que facilitan el alquiler y compra de locales; y las oportunidades de implantación en otros mercados están impulsando el desarrollo de este sector. No obstante, un factor está frenando las posibilidades de expansión: las dificultades de acceso a financiación bancaria.

Xavier Vallhonrat, presidente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), afirma que "se necesita un posicionamiento claro de la Administración en temas como financiación, así como un apoyo real de bancos y cajas. El Gobierno ha aprobado un plan de medidas, pero aún no se ha hecho nada real. Las entidades financieras son responsables de la crisis y deben ser las primeras en dar soluciones". Los expertos en el sector piden a la banca que se creen departamentos y líneas de negocio específicos para atender las necesidades de las compañías.

La franquicia ya representa en torno al 15% del negocio minorista, lo que, en comparación con otros países, deja potencial de recorrido. La AEF estima que el sector cerrará 2008 con creación neta de empleo y crecimientos de entre el 1% y el 2% en facturación. Estos ratios están por debajo de los niveles de los últimos años, superiores al 4%, pero "son positivos en el contexto actual", dice Vallhonrat. En el primer semestre, el sector generó 6.500 nuevos empleos y tuvo un alza del 0,5% en negocio.

El directivo destaca que el cierre de establecimientos y la desaparición de algunas de las enseñas inmobiliarias y de intermediación financiera, protagonistas del crecimiento del sector en los últimos años y las más afectadas por la crisis, se están viendo compensados por la positiva evolución de sectores más tradicionales, como moda y hostelería, y el despegue de otros nuevos en la franquicia, como energías alternativas y servicios asistenciales.

La presencia en Sif & Co se ha reducido este año un 23%, hasta 210 firmas, y el espacio un 40%, hasta 12.000 metros cuadrados.

Noticia perteneciente a www.expansionyempleo.com


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.