La cadena de franquicias Gymboree apuesta por la formación

Considera que es un factor clave en el éxito del concepto de negocio.

Fecha: 16/09/2008

Gymboree, la red de centros de estimulación temprana, ha desarrollado un plan de formación global para su red de franquicias en España que incluye un amplio análisis de su actividad. El objetivo es inculcar a los franquiciados la filosofía empresarial y el método que ha llevado a la compañía a obtener el liderazgo internacional.

Así, con más de 30 años de experiencia en el mercado, los responsables de la compañía son conscientes del peso que ha adquirido la formación en la calidad de sus servicios. Por este motivo el programa cuenta con un periodo de formación inicial, que estará apoyado por diversos ciclos que se impartirán de manera periódica.

Además de un completo estudio del método Gymboree, el plan recopila toda la información relativa a: normas y política de empresa, procedimientos, análisis de gestión, montaje y mantenimiento de los equipos, venta de productos, recursos humanos, herramientas comerciales, formación del personal, imagen, salud y seguridad.

Junto a estos ciclos formativos, la compañía ha desarrollado también un dispositivo que cubre todas las necesidades que pueda tener la red, basando su apoyo en cinco aspectos fundamentales: adiestramiento, asistencia directa y presencial en cualquier área, apoyo logístico, auditorías y actualización de manuales. 

Para cubrir todo el mercado español Gymboree ha establecido sus oficinas centrales en Madrid en las que trabaja un equipo de profesionales altamente cualificado, que irá creciendo en función del desarrollo de la red en nuestro país, donde espera alcanzar 25 establecimientos a medio plazo.

El método Gymboree proporciona a los padres las herramientas necesarias para impulsar el desarrollo de sus hijos mediante estímulos adecuados que favorezcan su crecimiento. Lo hace en base a un sistema que utiliza como base el juego y la diversión, potenciando las capacidades del niño a nivel motor, social y sensorial desde su nacimiento hasta los 5 años.

Para poner en funcionamiento una franquicia de la enseña no es necesario contar con experiencia en el ámbito educativo, pero sí se requiere una vocación especial por favorecer las necesidades de los niños y sus padres. La inversión media gira en torno a 75.000 euros para locales con un mínimo de 250 metros cuadrados ubicados en poblaciones con un área de influencia de más de de 100.000 habitantes.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.