Misako se prepara para "hacer las Américas"

La compañía catalana de complementos, que cuenta con una red de 140 puntos de venta, ha firmado una alianza con dos socios latinoamericanos y ultima el lanzamiento de sus primeras colecciones textiles y de bisutería.

Fecha: 22/08/2008

Con una red de 140 puntos de venta en España, Portugal, Emiratos Árabes y Marruecos –125 de ellos propios–, los planes de Misako pasan por poner en marcha treinta puntos de venta en México durante los próximos tres años. Estas tiendas las abrirá uno de los nuevos socios de la empresa; el otro, en cambio, se centrará en el desarrollo de la enseña en Chile, Argentina, Brasil y Uruguay. La unión con estos dos empresarios locales –una estrategia que la empresa ha utilizado hasta ahora en el extranjero– permitirá a Misako crecer fuera de España sin necesidad de capital, ya que la inversión corre a cargo de los socios. Actualmente, la compañía está en tratos para entrar también en Israel.

"Buscamos un solo socio en cada país para poder mantener el control", explica Mario Coll, consejero delegado de la firma, que registró una cifra de negocio de 32 millones en 2007 y un beneficio de tres millones. Sin embargo, en su opinión "no es posible sostener un crecimiento únicamente con franquicias". Por esta razón, a las tiendas propias del grupo en España se sumarán otras en Europa.

"Empezaremos en 2009 por países como Francia y Grecia, pero con cautela", sostiene Coll, que asegura que aún no se ha cerrado un presupuesto. La compañía, que en 2007 invirtió 4,5 millones en 47 aperturas, ha cambiado de planes y crecerá antes en Latinoamérica que en Europa para esquivar la crisis de consumo.

Misako, participada por las familias Coll y García –esta segunda es fundadora de la cadena Stradivarius, hoy propiedad de Inditex–, compite principalmente con las líneas y cadenas de complementos de grupos como Zara y H&M. Coll asegura que la empresa descarta, de momento, optar por el capital riesgo.

El textil, a India

Siguiendo el ejemplo de firmas como Fun & Basics –una cadena de complementos con precios superiores–, Misako optará también por la diversificación. La empresa ha contratado a dos fábricas y a tres proveedores de India para lanzar sus primeras colecciones textiles y de bisutería el próximo invierno.

Igual que sucede con los bolsos, la empresa diseñará sus piezas de ropa y joyas en su sede de Barcelona, donde tiene previsto crecer hasta los 17.000 metros cuadrados.

Un nuevo concepto

Los materiales de los bolsos de Misako –nylon y PVC– permiten que los precios sean bajos. Todos los bolsos se venden a un mismo precio, que alcanza un máximo de 25 euros en función de los costes de transporte.

El diseño de las piezas se realiza en la sede de Barcelona, pero la fabricación se centra en China. Las cinco fábricas que trabajan en exclusiva para el grupo producen dos millones de bolsos al año.

Publicado el 11/08/2008, por P. Riaño www.expansion.com


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.