La franquicia Viajes Gheisa recorre la Ruta de la Seda

El viaje, en tren de lujo, recorre ciudades como Moscú, Pekín o Bukhara.

Fecha: 20/08/2008

La franquicia Viajes Gheisa recorre la Ruta de la Seda

Viajes Gheisa, dentro de su amplia oferta de viajes temáticos, propone el lujo del Trans-Siberiano con salida desde Pekín y llegada a Moscú o viceversa, un singular viaje a través de la mítica Ruta de la Seda que llevará al viajero a conocer 5 países distintos durante un recorrido de más de 11.000 kilómetros y 21 días de duración.

El viaje comienza en Pekín con una estancia de 4 días durante los cuales se recorre la capital china, que este año cobra especial importancia gracias a los Juegos Olímpicos, y con visitas a sus lugares más emblemáticos. La Ciudad Prohibida, la Plaza de Tiananmen, la Gran Muralla y las Tumbas Ming forman parte del itinerario que, además, ofrece experiencias alternativas como degustar la excelente gastronomía pekinesa y comprar en un mercado tradicional.

A partir del cuarto día, se comienza un trepidante viaje en el tren de lujo Golden Eagle, un tren privado con todo lujo de detalles y 12 cabinas dormitorio en-suite. Este tren tiene además dos restaurantes donde degustar una gastronomía típica preparada por chefs. Ello permite al viajero probar el tradicional Borsch o el Omul, un pescado que sólo se encuentra en el Lago Baikal.

Una vez terminado el recorrido por tierras chinas, el tren se adentra en las antiguas Repúblicas Soviéticas donde hace parada en la antigua capital Kazaja de Almaty para después seguir hacia la mítica Samarcanda, en Uzbekistán. Auténtico cruce de caminos entre Oriente y Occidente y centro espiritual para el Islam en Asia Central, Samarcanda fue fundada en el Siglo VI a.C. y fue uno de los principales centros comerciales de la Ruta de la Seda. Hoy forma parte del conjunto de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

A partir de Samarcanda, el tren toma rumbo hacia el norte para llegar a la ciudad de Bukhara, un espectacular oasis y pequeña "joya del desierto" restaurada enteramente en 1999 por la UNESCO. Ya en territorio ruso seguirán las localidades de Kara Kum y Volgogrado, la antigua Estalingrado, tristemente famosa por ser el lugar de una de las más cruentas batallas de la Segunda Guerra Mundial. Después y, para acabar, llega Moscú.


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.