Inditex y Mango, frente a frente en Europa

Los dos grandes de la moda española centran su crecimiento en los países europeos, un mercado maduro pero que otorga mayor seguridad en tiempos de crisis. Ambos grupos diversifican su oferta a través de los complementos, que generan mayores márgenes.

Fecha: 20/08/2008

El mercado europeo, maduro pero seguro, se ha convertido en el objetivo de los dos grandes de la moda española, que no olvidan países emergentes, como China. En tiempos difíciles, Inditex y Mango aderezan su crecimiento con una apuesta por los complementos, que generan mayores márgenes, de la mano de Uterqüe y Mango Touch, respectivamente.

Inditex obtuvo en su último ejercicio fiscal –cerrado en enero– unas ventas netas consolidadas de 9.435 millones de euros, un 15% más que en 2006. La compañía invirtió 942 millones, básicamente en su crecimiento internacional, división que aportó el 62,5% de su facturación. El grupo fundado por Amancio Ortega cerró con una posición financiera neta de 1.052 millones, un 47% más que en 2006.

Lejos de Inditex, Mango finalizó el ejercicio 2007 con una cifra de negocio consolidada de 1.020 millones, lo que representa un incremento del 8,2%. A diferencia de su rival gallego, la compañía fundada por los hermanos Isak y Nahman Andic incrementó un 32,8% su deuda financiera a lo largo de 2007, según figura en la Memoria del grupo de 2007, a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN.

Enric Casi, director general de Mango, asegura que “no se ha producido ningún hecho extraordinario”, si bien admite que la apertura de tiendas propias en lugar de franquicias implica una mayor inversión, un factor que también penalizó el crecimiento del beneficio.

A salvo de las caídas

A juicio de Casi, la empresa no se ha resentido aún de la caída del consumo. En lo que va de año, las ventas a igual número de tiendas han crecido un 8% en el mundo. En España, este porcentaje se sitúa en el 5%. Mango, que de momento descarta la bolsa –Inditex cerró ayer a 30,03 euros, un 4,67% menos–, prevé cerrar 2008 con un aumento del 5% en sus ventas.

Para 2008, Pablo Isla, consejero delegado Inditex, se ha fijado como objetivo un crecimiento del 4% a igual número de tiendas. En los tres primeros meses de su ejercicio fiscal, el dueño de Zara logró aumentar un 9% sus ventas consolidadas. El resultado de los seis primeros meses no se conocerá hasta mediados de septiembre, aunque según avanzó en junio “está de acuerdo con las expectativas de la dirección”.

La coyuntura no afectará a los planes de inversión que este año son aún más ambiciosos. El grupo prevé invertir alrededor de mil millones en la apertura de entre 560 y 640 nuevas tiendas, que en un 85% se abrirán en mercados internacionales. Su red superará los 4.250 establecimientos.

Una de sus áreas prioritarias de crecimiento será Europa, tanto en mercados maduros como Italia, como emergentes, especialmente Rusia (donde se estrenarán 80 tiendas) y los países del Este. Asia-Pacífico será el otro gran destino, con China (cerró 2007 con 15 tiendas), Japón y Corea (acaba de entrar en abril), como objetivos.

Tras dedicar el último ejercicio a desembarcar en EEUU y Asia, Mango se centra ahora en Europa. “Queremos hacernos fuertes en Italia, Francia, Alemania e Inglaterra, donde aún queda espacio”, sostiene Casi. El grupo dejará “reposar” las veinte tiendas que tiene en EEUU a la espera de ver cómo responde el mercado. En China, la empresa abrirá esta semana un nuevo punto de venta, que se sumará a los cincuenta de que dispone en la actualidad.

Mango, que alcanzó en 2007 una red de 1.094 tiendas en 89 países –lo que la convirtió en la primera cadena europea por número de países (Inditex estaba presente en 68 destinos)–, tiene previsto cerrar 2008 con 180 puntos de venta más. Un 55% de las nuevas aperturas estará en Europa; y un 33%, en Asia.

A diferencia de Inditex, que basa su crecimiento en establecimientos propios, –éstos aportan el 87% de su facturación–, Mango combina tiendas propias y franquicias. A cierre de 2007, el 65% de la red del grupo correspondía a franquicias. En mercados consolidados como Europa, Mango apuesta por esta fórmula, ya que permite un desarrollo más rápido.

Marcas

A la hora de comparar a los dos mayores grupos de moda españoles, hay que tener en cuenta que Mango atrae al público a través de una sola marca e Inditex lo hace mediante nueve formatos comerciales. Ésa es precisamente una de las principales diferencias entre la estrategia de crecimiento de ambas compañías. Inditex ha salido del ámbito de la moda, donde ha especializado su oferta con líneas para jóvenes (Bershka y Stradivarius) o prendas íntimas (Oysho) para explorar otros campos.

En 2003, lanzó Zara Home, y este verano acaba de estrenar su cadena de complementos: Uterqüe. Además, Inditex ha crecido en el pasado a través de compras (Massimo Dutti y Stradivarius), una medida que Mango no descarta aunque aún no ha puesto en práctica.

Mango continuará apostando por la moda femenina de gama media, comparable a Massimo Dutti. Enric Casi explica que la apertura de tiendas de moda para hombre –lanzada este año bajo la marca He– será reducida.

La compañía apostará, en cambio, por su prácticamente desconocida cadena de complementos –llamada Mango Touch–, que deberá competir con la joven Uterqüe, que contará con entre 20 y 30 tiendas a fin de 2008. Aunque la compañía no quiere precisar una cifra de aperturas, Casi sostiene que Mango Touch crecerá a través de franquicias. Mango descarta, “de momento”, el lanzamiento de una cadena o una línea de prendas más asequible, siguiendo el ejemplo de Primark, H&M o Inditex. 

Publicado el 20/08/2008, por P. Riaño e I. Elizalde www.expansion.com


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.