La franquicia Massada Natural Therapy renueva la imagen de sus establecimientos

Los centros cuentan ahora con una decoración minimalista, colores suaves y luces tenues.

Fecha: 31/07/2008

La franquicia Massada Natural Therapy renueva la imagen de sus establecimientos

Massada Natural Therapy, enseña especializada en belleza, salud y bienestar, renueva la imagen de sus centros. La nueva imagen, se está implantando progresivamente en todos los establecimientos de la firma, se caracteriza por una imagen cuidada, un ambiente acogedor, minimalismo en la decoración, colores suaves y luz tenue.

La nueva imagen hace de los Institutos Massada exclusivos centros en los que el cliente recibe un tratamiento integral y personalizado y siempre bajo la premisa de que la belleza exterior se consigue con el equilibrio y la salud interior. "Los clientes de nuestros centros tratan su belleza desde un prisma integral, con productos y métodos naturales, inocuos, con resultados probados, consiguiendo además que los tratamientos les transmitan una sensación de bienestar y serenidad", asegura Elena Vega, directora de expansión de la compañía.

Massada desarrolla un método de trabajo único y ofrece una amplia gama de tratamientos que abarcan estética anti-aging, tratamientos faciales y corporales: celulitis, reductores, circulatorios, circuitos termales, relajantes, etc. Los centros disponen también de una zona de venta al público, donde se pueden testar los productos y personalizarlos para cada cliente según su piel. Éstos se desarrollan en sus propios laboratorios con materias primas de máxima calidad provenientes directamente del Mar Muerto.

Massada cuenta actualmente con 20 centros en diferentes provincias españolas y desarrolla su expansión a través de la fórmula de la franquicia. Entre los puntos fundamentales que ofrece Massada a sus franquiciados se encuentra una formación permanente a través de su Escuela de formación, así como un servicio de asesoramiento y apoyo continuo de consultas técnicas sobre valoraciones de clientes y su tratamiento.

El perfil del franquiciado Massada corresponde preferentemente a una persona con carácter emprendedor, que busca incorporarse a través de la franquicia en un negocio del sector de la cosmética. El franquiciado puede ser un mero inversor, sin estar involucrado en su marcha diaria, siempre y cuando cuente con personal de confianza que esté comprometido con los resultados. La inversión inicial es de 90.000 euros aproximadamente, con un canon de entrada de 15.000 euros ya incluido. El local deberá tener una superficie mínima de 90 m², con una amplia fachada y estar situado en zonas comerciales de localidades a partir de 30.000 habitantes.


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.