Sólo 9 de cada 100 empresas españolas aprovecha la bonificación en la Seguridad Social para formar a sus trabajadores

Los 6 países de la OCDE con más participación en formación continua de sus trabajadores están entre los 10 más competitivos del mundo.

Fecha: 09/07/2008

Sólo 9 de cada 100 empresas españolas aprovecha la bonificación en la Seguridad Social para formar a sus trabajadores El hecho de que las pymes españolas aprovechen la bonificación en las cuotas a la Seguridad Social para destinarlo a formación para mejorar la cualificación de sus trabajadores puede suponer un aumento de la productividad. Esto se materializa también en un incremento en la rentabilidad de la compañía que, a su vez, incide directamente en la cuenta de resultados, según indica el Grupo Femxa, organización dedicada a la formación.

A pesar de ello, menos del 8% de las pymes españolas de hasta 100 trabajadores aprovecha los recursos que tienen disponibles en temas de formación. En contraposición de lo que ocurre en las grandes empresas, donde este porcentaje, se eleva a un 63% en el caso de las compañías de más de 100 trabajadores y multinacionales según datos que aporta el Grupo Femxa.

Con una trayectoria en el sector de la formación de 9 años, Grupo Femxa, está especializada en diseñar, gestionar y ejecutar planes de formación. En este sentido, su experiencia le hace manifestar que en el sector de la pequeña y mediana empresa, existe una tendencia generalizada a considerar que la inversión en formación ofrece sus resultados a largo plazo. De ahí la necesidad de transmitir que destinar recursos al área formativa también puede aumentar la productividad a corto plazo. 

A esta situación, hay que unir que según Grupo Femxa, hasta un 90% de las pymes españolas desconocen que disponen de fondos públicos para ofrecer formación a sus empleados. 

Desde el Grupo Femxa se están llevando a cabo acciones dirigidas a cambiar esta percepción generalizada entre la pyme, ya que, según el Ranking de competitividad y los datos de participación en formación continua de los países de la OCDE, parece claro que hay una relación directa entre formación y competitividad, estando  los 6 países con mayor participación en formación de la OCDE entre los 10 más competitivos del mundo. Mientras que en Dinamarca, que es el 3º país más competitivo del mundo, la participación en formación continua de sus trabajadores es de más del 45%, en España no llega al 10%, ocupando el puesto número 29.

En condiciones de incertidumbre económica, como la que existe actualmente en España, la formación se posiciona como un pilar fundamental para aumentar la cualificación de los trabajadores (especialmente en las pymes) y conseguir que estas empresas sean más rentables. Así, para Grupo Femxa, aplicar una política de formación adecuada en la pyme contribuye a mejorar su modelo de productividad y diferenciación, ganando por tanto en competitividad.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.