Carlin abre su mayor centro logístico en Portugal

Las instalaciones ocupan alrededor de 1.300 metros cuadrados.

Fecha: 05/06/2008

Carlin, compañía líder en España en el sector de papelería, escala hacia su consolidación en Portugal a través de la instalación de un almacén regulador en el concejo de Sintra, a 25 Km de Lisboa, dentro de una zona de gran actividad industrial. La superficie construida está en torno a los 1.300 metros cuadrados, pero el total del terreno alcanza los 2.500 metros cuadrados.

Con el fin de mantener y reforzar el crecimiento constante que la cadena está experimentando en Portugal, la puesta en marcha de este operativo supone un incentivo para los master franquiciados del área: “Nuestro equipo se encuentra plenamente motivado e implicado con la implantación de este nuevo proyecto. La razón radica en el hecho de que estamos ante un fortalecimiento destacable en la presencia de la cadena en este país en el que Carlin lleva operando desde 1999”, señala Carlos García, responsable de la máster franquicia de Carlin en Portugal. 

La confianza que Carlin ha depositado en este proyecto ha sido “absoluta” ya que la inversión inicial supera los 600.000 euros. Para el cierre de este primer ejercicio, la cadena prevé la creación de 12 puestos de trabajo, y entre los objetivos marcados está el de la captación de más de 10 franquiciados. Para conseguir esta meta, García afirma que “apostamos por la presencia activa en las principales ferias de franchising, la colaboración estrecha con medios de comunicación especializados y el contacto regular con profesionales del sector que operan individualmente a día de hoy y que, incorporándose a Carlin, pueden encontrar importantes ventajas competitivas”.

Otro objetivo que se pretende alcanzar con esta sede es el de incrementar el rendimiento en la apertura de nuevos puntos franquiciados y optimizar el servicio para aquellos que ya trabajan con la enseña. “Cumplir estos objetivos llevará a un afianzamiento de la cadena en su expansión internacional y un aumento sustancial del número de asociados a la misma”, apunta Carlos García.

Como beneficios directos para los franquiciados que potenciará el almacén regulador destacan: el espacio de formación destinado a los nuevos franquiciados; la existencia de un punto de atención personal al franquiciado; una sala show room y punto de encuentro para determinados eventos, como por ejemplo presentaciones de producto; una tienda Carlin piloto o el peso y la garantía de respuesta que supone la presencia de una Central de la cadena en Portugal.

La decisión de implantar este operativo puede decirse que es una consecuencia del crecimiento que Carlin, en general, está experimentando. Actualmente hay un total de 490 franquicias de la enseña de papelería en los seis países que opera -de las que 28 están ubicadas en Portugal-, lo cual es sinónimo de solidez de la empresa en el mercado.

Dicha estabilidad es la que ha animado a la cadena a potenciar su presencia en Portugal y a marcarse el objetivo, a nivel franquiciador, de llegar a contar con 100 establecimientos en 5 años, “hecho factible –en opinión de Carlos García– considerando el despunte económico que está experimentando el país y la positiva imagen de Carlin en el mismo”.


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.