TINO Stone Group inicia su expansión a través del sistema de franquicias

La multinacional española, especialista en la producción y distribución de texturas en piedra natural, quiere llegar a 2010 con al menos 30 establecimientos.

Fecha: 21/02/2008

Desde que en 2003 se abriera la primera tienda TINO en Munich, el desarrollo de la gran marca de la piedra natural ha sido constante. Actualmente, TINO Stone Group dispone de cinco tiendas propias en España -Marbella, Madrid, Barcelona, Bilbao y Palma de Mallorca-, cuatro en Europa (Munich, Hamburgo, Viena y Londres), y dos en Asia (Dubai y Shanghai). Asimismo, la marca dispone de un distribuidor exclusivo en Pontevedra (Sanxenxo), que fue la primera tienda de TINO bajo una de las fórmulas de colaboración de la marca para potenciar su crecimiento.

La decisión de TINO Stone Group de apoyarse en el sistema de franquicia para expandir su red de tiendas, forma parte del plan de expansión mundial diseñado por la empresa para el período 2005-2010, cuyo objetivo es incrementar la cifra de ventas, de 39,4 millones de euros en 2005, a unos 200 millones en 2010, y disponer de una red de 30 tiendas (entre propias y franquiciadas) a finales de dicho ejercicio. La primera fase de apertura de tiendas ha dado como fruto la actual red, compuesta por seis locales propios en España y uno asociado, y seis propios en otros países.

Debido a la naturaleza de los productos que comercializa TINO, la compañía busca para sus tiendas ubicaciones estratégicas en las zonas más prestigiosas de cada ciudad -la "Milla de Oro" en Madrid, Puerto Banús en Marbella, calle de la Ópera en Viena...-, siempre cerca de otras grandes marcas de diseño para el hogar. En principio, TINO abrirá sólo en ciudades de más de 500.000 habitantes que dispongan además de abundante actividad constructora en sus alrededores. La compañía cuida al máximo todos los detalles de arquitectura, interiorismo y decoración de sus espacios propios y franquiciados. En locales de entre 250 y 400m2, las tiendas TINO exponen, como en una galería de arte, un amplia variedad de texturas, lavabos, bañeras y toda clase de complementos creados, como esculturas, sobre piedras naturales procedentes de los cinco continentes. 

La inversión media aproximada para un posible franquiciado de TINO ronda los 300.000 euros, incluyendo en dicha cifra las primeras existencias de la tienda -TINO no cobra canon de entrada-, la reforma y decoración del local y todo lo necesario para la puesta en marcha del negocio. No obstante, el franquiciado ha de disponer además de un almacén con un pequeño taller que permita dar servicio de postventa a nivel local. Asimismo, los franquiciados de TINO deberán desembolsar a la central un royalty de explotación del 4% del volumen total de sus ventas y un royalty de publicidad del 2% de las mismas. Por último, el franquiciado debe realizar, bajo la supervisión de TINO Stone Group, una inversión publicitaria del 1% de sus ventas, que irá destinada íntegramente a la publicidad local del propio negocio franquiciado en su zona de exclusividad.


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.