LDC supera durante 2007 sus expectativas de negocio en España

La enseña ha tenido un volumen financiero de trece millones de euros mensuales en nuestro país

Fecha: 11/01/2008

LDC, empresa dedicada a la administración y gestión de fincas, hace un balance óptimo de las cifras de la firma al término del primer semestre como franquiciador en España. Fruto de la administración de más de cien mil viviendas en España, el volumen financiero de la red de franquicias de LDC superó en 2007 los trece millones de euros mensuales. El 2008 se presenta como el año de la consolidación definitiva de LDC en España con varias inmediatas aperturas en Madrid, Barcelona, Linares, Las Palmas, Alicante, etc. Cien nuevos establecimientos en los próximos tres años constituyen el objetivo a corto- medio plazo de LDC. 

La firma, de origen luso, inició su expansión en España en el verano del 2007 con la apertura de un establecimiento en Alicante respaldada por el éxito de 67 establecimientos franquiciados en Portugal y más de cien mil comuneros satisfechos por dicha gestión. Los numerosos acuerdos con las principales empresas que prestan servicios a las comunidades de vecinos como son las aseguradoras, la banca, las de asesoría legal o de seguridad privada, por citar algunas, hacen que LDC actúe en el mercado de administración y gestión de fincas español sin competencia, gracias a los descuentos por volumen que manejan sus franquiciados lo que supone, a su vez, un descenso en la cuota final que paga cada vecino administrado.

LDC propone una administración de fincas innovadora en las formas y efectiva en el fondo. Su servicio abarca un paquete de prestaciones estructuradas con personal propio (administración, limpieza y mantenimiento) que responde a las necesidades más variadas de las comunidades de propietarios. La transparencia en la gestión por la que apuesta la enseña permite que los comuneros puedan tener las cuentas al día y acceder, por medio de un software, a la situación jurídica y económica del inmueble y de la comunidad. La prioridad de LDC consiste, por lo tanto, en proporcionar a sus clientes una atención personalizada, a través de sus tiendas a pie de calle o bien a través de su plataforma en Internet, y que los vecinos obtengan una mayor calidad de servicio por la cuota que pagan por su comunidad.

LDC cerró el 2007 con un volumen financiero superior a los ciento cincuenta millones de euros junto con la perspectiva de sólidas aperturas en toda la península (siete de ellas en España) en los próximos meses. Estos datos dibujan un enorme potencial negociador para el futuro socio franquiciado que ningún profesional independiente podría conseguir ex novo. Cabe destacar, además, que los franquiciados de LDC gozarán en todo momento del apoyo de la central y participarán, asimismo, del saber hacer de una franquicia consolidada.


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.