La primera franquicia Animal Party

La cadena de tiendas dedicadas a la confección de peluches personalizados ha abierto un establecimiento de 90 metros cuadrados en localidad catalana de Terrassa. El concepto cuenta con el apoyo de la empresa estadounidense Teddy Bear Stuffers

Fecha: 27/11/2007

Animal Party, empresa dedicada a la confección de peluches personalizados, ha inaugurado su primera tienda franquiciada en España. El nuevo establecimiento está ubicado en la localidad catalana de Terrassa, en la calle Volt. El local cuenta con una superficie de 90 metros cuadrados, donde se ha instalado toda la maquinaria necesaria para la fabricación de peluches personalizados.

El concepto Animal Party llega a España respaldado por la trayectoria en Estados Unidos de la empresa Teddy Bears Stuffers, que cuenta con 10 años de experiencia y más de 1.000 puntos de venta. “Es un concepto innovador que va a revolucionar el sector del juguete y del regalo mediante un método propio de creación de peluches en el que es el propio cliente quien fabrica y personaliza su mascota”, apunta su portavoz.

El proceso de creación sigue diferentes pasos. Primero se elige la piel del peluche entre más de 20 modelos de animales. A continuación se pasa a rellenarlo con una maquina que tiene un funcionamiento muy sencillo y que los propios niños pueden utilizar. Tras rellenarlo, el cliente coge una estrella, le da un beso pensando un deseo y se introduce en el peluche. Después se cierra con una cremallera patentada para que no se pueda volver a abrir, de tal forma que el producto es apto para niños a partir de tres años. También existe la posibilidad de introducir un sonido dentro del peluche que puede ser un sonido de animal o un mensaje personificado grabado por el propio cliente. Una vez finalizado el proceso, se pueden personalizar, a su vez, con más de 40 vestidos y complementos diferentes. Por último, se rellena la partida de nacimiento del peluche y se coloca en una cuna con asa.

“De esta forma, Animal Party se presenta al público como una actividad de ocio que destaca por ser una experiencia única en la que la  emotividad y personalización juegan un papel muy importante”, expica su portavoz. “El cliente no se limita únicamente a comprar un peluche, sino que participa  activamente en su proceso de fabricación aportándole unos valores adicionales de ternura y cariño que lo convierten en un regalo excepcional”.

Contacte con ANIMAL PARTY

 
Acepto el aviso legal.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.