La nueva franquicia Nueva Línea

La enseña de agencias de viajes, que lleva operando 20 años como mayorista, empieza a buscar asociados. La red, que cuenta con tres locales propios, prevé tener 10 franquicias antes de finales de año

Fecha: 02/10/2007

Nueva Línea, enseña del sector turístico, ha decidido afrontar su expansión bajo la fórmula de la franquicia. Coincidiendo con su 20 aniversario como mayorista (STI Nueva Línea) y con la base de sus tres establecimientos propios en Madrid, la firma comienza su expansión nacional con la previsión de abrir 10 franquicias antes de finales de año.

Entre los productos que ofrece, está el viaje a la carta. “El proyecto de viaje a la medida es el lujo más barato, ya que el cliente va a abonar solamente aquello que consume, sin costes adicionales que no ha solicitado, como intermediarios, publicidad o marketing", asegura Ramón Juntadez, director general de Franquicias Nueva Línea.

De cara al franquiciado, abrir un Nueva Línea supone una inversión inicial a partir de 7.000 euros, pero también el respaldo de una mayorista en exclusiva para los viajes de sus clientes, la tramitación completa de apertura, incluyendo la autorización para la apertura de agencias de viajes ante la Dirección General de Turismo, y apoyo y formación continuada.

El perfil del franquiciado de Nueva Línea es el de un emprendedor con vocación comercial, buen gestor y con capacidad para ofrecer al cliente el servicio profesional que necesita. Para abrir una agencia de viajes de esta firma es necesario un local de 30 metros cuadrados como mínimo ubicado a pie de calle o en un centro comercial. Las zonas de expansión de Nueva Línea incluyen todo el territorio nacional en poblaciones de más de 3.000 habitantes.


 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.