Los objetivos de American Suisse

Para 2008, la enseña de intermediación financiera se ha propuesto aumentar sus 190 reunificaciones de deuda anuales a 900. La central prevé conseguirlo a través de su red de franquicias, que pasará de tener 8 oficinas a 68 en este periodo

Fecha: 28/02/2007

American Suisse, empresa de gestión, diseño e intermediación financiera, quiere pasar de las 190 operaciones de reunificación de deuda que realiza al año en sus 6 oficinas propias y 2 franquiciadas, a las 900 en 2008, lo que representaría un incremento del 370%. Este crecimiento se conseguiría gracias a la expansión que quiere registrar la enseña, y que pasa por la puesta en marcha de 60 oficinas franquiciadas en este periodo de tiempo.

American Suisse es una empresa de origen estadounidense que cuenta con una experiencia de 50 años en el mundo financiero. La firma comenzó sus actividades en España en 2002, poniendo en marcha un Plan Piloto quinquenal para comprobar la viabilidad y franquiciabilidad del negocio; esto les ha llevado a poner en marcha 6 oficinas propias –en Madrid, Oviedo, Gijón, Marbella, Torrevieja (Alicante) y León– y 2 franquiciadas –en Madrid y Murcia–.

Ahora, la cadena ha iniciado su expansión a través del sistema de la franquicia para implantarse en todo el territorio español y en Portugal. En estos momentos, la empresa está implantándose en las principales ciudades de Galicia y el País Vasco, según su central.

Aparte de la reunificación de deudas, que supone el 60% de su negocio, American Suisse ofrece a sus clientes particulares otros servicios relacionados con hipotecas, estructuraciones, créditos personales y de consumo, compraventa de propiedades y cancelación de embargos; para las empresas gestiona préstamos corporativos, sindicaciones y otros productos bancarios que se derivan de private equity funds o de hedge funds y capital riesgo en EE.UU.; también asesora en sus inversiones en mercados internacionales.

“La característica diferencial de American Suisse es su acceso a capital privado totalmente institucionalizado, gracias a la participación en el negocio de la gestora de inversiones Value Architects Asset Management, entre otras”, explica su portavoz. “Esto permite que el franquiciado pueda conceder préstamos a clientes que por sus características puntuales pueden estar fuera del circuito bancario”.

Los franquiciados de American Suisse, que pueden ser tanto personas emprendedoras a los que les interese el sector como profesionales de negocios afines que ya estén en activo, deberán realizar una inversión inicial de alrededor de 25.000 euros, dependiendo del estado del local. Éste puede estar a pie de calle o en la primera planta de un edificio, con el único requisito de que incluya el rótulo de la franquicia.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.