La enseña española de centros de ocio digital The Big Orange pasa a denominarse Big Orange

Simultáneamente se ha creado un nuevo logotipo, se ha renovado totalmente la identidad corporativa y se ha cambiado la imagen de las tiendas

Fecha: 19/06/2006

The Big Orange, la franquicia de centros de ocio digital cambia por completo su imagen corporativa con profundas novedades que afectan tanto a su denominación como a su identidad gráfica. Nace Big Orange.

Big Orange es la evolución de una enseña que fue creada en 1999 como The Big Orange y que se ha convertido en un referente actual del mercado de productos de ocio digital, siendo en este momento la cadena española más extensa de este tipo de actividad.

La nueva denominación Big Orange traslada sus efectos tanto al logotipo como a la decoración e imagen de sus establecimientos. El nuevo logotipo utiliza el color negro y el naranja, una combinación de seriedad e innovación, mientras que en la tipografía usada, ahora mucho más legible, se incorpora el universal pictograma de “Play”, tan
característico de los equipos audiovisuales.

Asimismo, se ha procedido a renovar por completo la imagen de las tiendas, tanto en la apariencia exterior de las fachadas como en el diseño y decoración de los interiores. Destaca de la nueva imagen la utilización de diversos pictogramas para cada una de las líneas de negocio presentes en Big Orange y la potenciación de la comunicación
interior en los locales.

Por el momento la nueva imagen ya ha sido estrenada en los nuevos establecimientos que Big Orange ha abierto en Barcelona, Vigo, Lleida, Tarragona y Valencia, en antiguos locales de Blockbuster. Se ha establecido un calendario que contempla el cambio inmediato de los rótulos de los establecimientos, si bien para la renovación de los interiores se ha previsto un ritmo de ejecución más prolongado y no lesivo para los intereses de los franquiciados de la enseña.

Big Orange se crea en Barcelona en 1999. En un principio, el negocio se centró en el segmento del cine, pero a lo largo de los años, Big Orange ha ido diversificando su oferta. La actividad de Big Orange, que en el pasado ejercicio reportó unos ingresos de 20,6 millones de euros, tiene sus pilares básicos en los segmentos de cine, videojuegos y
electrónica de consumo. Para este año 2006, se prevé el inicio de nuevas líneas de negocio, como por ejemplo, el intercambio de videojuegos o la comercialización de productos de informática.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.