Los nuevos planes de formación de Cañas y Tapas

La cadena de cervecerías presenta dos planes de entrenamiento diferentes, uno para nuevos franquiciados y otro para los asociados

Fecha: 04/04/2006

Cañas y Tapas, la enseña de cervecerías perteneciente a Grupo Zena, ha presentado el plan de formación 2006 de la central para los establecimientos. “El objetivo es continuar perfeccionando las habilidades de los franquiciados, asesorándoles en la gestión del negocio”, explica la central, que se ha encargado de elaborar y programar todos los contenidos que se incluirán dentro del plan.

El currículo se compone de 2 partes: el plan de formación para restaurantes de nuevas aperturas, y el plan de formación nacional. En el primero se imparte teoría y práctica a todos los integrantes del equipo de gerencia, bien en los restaurantes escuelas de la enseña o en el propio restaurante, e incluye un plan específico para el franquiciado que no va a estar al frente del negocio. El segundo está destinado a los equipos gerenciales de los restaurantes que ya están abiertos, y se elabora en base a la demanda y necesidades que transmiten a la central los asesores y los propios franquiciados, para optimizar al máximo sus resultados.

Para instalar una franquicia de Cañas y Tapas es necesaria una inversión que oscila entre 180.000 y 300.000 euros. Los locales han de tener un mínimo de 100 m2 y estar situados en localidades cuya población supere los 50.000 habitantes. El concepto de Cañas y Tapas se basa en el desarrollo de cervecerías clásicas donde poder tomar tapas y raciones de la cocina tradicional española.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.