Duck Fin oferta protección jurídica

La asesoría dará cobertura legal al comprador hasta 20 años despues de firmar el contrato de compra

Fecha: 21/12/2005

Duck Fin, asesor hipotecario independiente, especialista en gestión de financiación a particulares y poseedor de la Certificación de Calidad ISO 9001:2000 otorgada por AENOR, incluye un Seguro de Protección Jurídica para la compra de la vivienda en el Servicio al Cliente.

La central asegura que con esta novedad "el comprador de la vivienda recibe cobertura legal durante veinte años ante una serie de irregularidades muy difíciles de detectar antes de la compra de una vivienda". En virtud de este Seguro de Protección Jurídica, la empresa se compromete a "indemnizar por los perjuicios sufridos al cliente si este no ve solucionado el problema en seis meses".

"Una venta fraudulenta, cargas existentes con anterioridad a la fecha de compra, impuestos y cuotas o gastos de comunidad pendientes, ausencia de permisos, etc. son algunos de los siniestros imprevistos que el cliente de Duck Fin solventa gracias a la protección jurídica que le ofrecemos durante dos décadas", explica Jorge Barreiro, responsable del servicio Privilege, Inversión y Seguros by Duck Fin, en el que se incluyen los productos del sector asegurador que ofrece esta enseña.

Privilege incluye un segundo tipo de producto, el Seguro de Vida de amortización de préstamos. "Es fundamental que al formalizar una hipoteca el cliente incluya un seguro de vida para que, en caso de que ocurra lo peor, su familia no pierda la casa por no poder hacer frente a esta hipoteca", explica Barreiro, que a continuación subraya la principal innovación de este producto. "Hemos buscado y diseñado un seguro de vida con un único pago que además se incluye en la financiación hipotecaria y tiene una cobertura de seis años. Por otra parte, este seguro supone un ahorro sustancial de dinero para el cliente", comenta Barreiro.

La red de franquicias de Duck Fin se podrá aprovechar, por otra parte, de los nuevos seguros que negocia la central. En este sentido, se prevé la incorporación en breve de un nuevo producto, el Seguro de Arras, destinado a salvaguardar la cantidad económica que el cliente aporte para la compra de un piso antes de firmar su escritura. Duck Fin cuenta con doce centros en Galicia, Madrid, Cataluña y Baleares y prevé incorporar sólo nueve centros franquiciados durante 2006.

Para abrir una franquicia Duck Fin se necesita una inversión inicial aproximada de 58.000 euros. El royalty se establece en función de las operaciones gestionadas y cobradas por cada franquiciado. Además, se reconoce un canon de publicidad (en torno a los 300 euros mensuales) y una cuota de márketing (en torno a los 150 euros mensuales). El local, situado en una entreplanta o en un primer piso, debe medir un mínimo de 80 metros cuadrados en una población mínima de 100.000 habitantes.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.