Ab Club del Viaje inaugura una agencia en Madrid

La compañía quiere alcanzar los 70 centros asociados en 2006

Fecha: 12/12/2005

Ab Club del Viaje inaugura una agencia en Madrid En la actualidad, la cadena madrileña cuenta ya con 37 agencias en funcionamiento con la 38 y 39 ya firmadas, y que estarán ubicadas en las poblaciones de Ciudad Real y L’Eliana, en Valencia, respectivamente. Su objetivo es alcanzar las 70 al cierre del ejercicio 2006, y la central informa que buena parte de cuyos candidatos se encuentran ya en periodo de negociación. Subrayan como ventaja que "el funcionamiento independiente de cada una de las unidades de esta cadena de franquicias hace que la gestión del grupo sea ágil y competitiva, diferenciándose además de otras marcas que no fomentan, sino, una especie de sucursalismo encubierto, permitido sin embargo por organismos supuestamente pendientes de vigilar el buen funcionamiento de la franquicia en España, como la Asociación Española de Franquiciadores o el Registro de Franquiciadores".

Los hermanos Sonia y Raúl Huerta, vecinos de la población madrileña de Torrejón de Velasco, son los emprendedores que han puesto en marcha esta nueva agencia de viajes en una localidad que cuenta actualmente con algo menos de 5.000 habitantes, “pero cuyas expectativas de crecimiento contemplan la posibilidad de doblar el número de vecinos en apenas un par de años”, señala Sonia Huerta. Su local es de 55 metros cuadrados, con hermoso escaparate y zona de juegos infantiles, en la calle Párroco Régulo Jiménez, 1. Está situado en lo que será teóricamente el centro mismo de la localidad cuando esta crezca.

El objetivo de la firma para finalizar 2005 es alcanzar las 43 agencias y llegar tener presencia en las 17 comunidades autónomas. “Ya a medio plazo, queremos abrir 25 nuevos locales para acabar el año 2006 con 70 agencias operativas”, explica Miguel Notario, gerente de la enseña.

Ab Club del Viaje surgió en 1997 tras la unión de 14 agencias que provenían de la extinta Alpinatour. El objetivo de crear esta enseña provino de la necesidad de obtener un alto volumen de negocio, para optar así a mejores acuerdos en las negociaciones con mayoristas y proveedores. No fue hasta pasados más de tres años cuando comenzó a conceder licencias para trabajar bajo su nombre y su saber hacer.

Los requisitos para establecerse como franquiciado pasan por disponer de un local de entre 40 y 50 metros cuadrados, en una población con al menos 5.000 habitantes, con un buen escaparate, pero sin que tenga que estar situado en primerísima línea comercial, y contar con algo menos de 18.000 euros, que incluyen el canon de entrada y el colchón financiero para iniciar la actividad. Otra cosa son las obras de remodelación del local, que dependen del estado de éste.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.