Duck Fin renueva la ISO 9001:2000

La franquicia de intermediación financiera viguesa consiguió la certificación de calidad en 2002

Fecha: 24/11/2005

Duck Fin, Primer Asesor Hipotecario Independiente de España y especialista en asesoramiento y gestión de financiación a particulares, es la única empresa en su sector que posee la Certificación de Calidad ISO 9001:2000 otorgada por AENOR en 2002 y revisada anualmente.

El hecho de ser una empresa certificada conforme a las normas ISO 9000 supone para Duck Fin y para su red de franquicias “la primera garantía de calidad y profesionalidad”, como explica Celine Carbajo, responsable del departamento de Procesos y Calidad. Además, esta certificación otorga ventajas competitivas ante el mercado, ante el cliente y ante la gestión de la empresa.

“Como hemos comprobado en los últimos años, un sistema de gestión certificado ha favorecido el desarrollo de la empresa afianzando su posición en el mercado, dotándola de un sistema de gestión centrado en la recogida y análisis de información, aportando visión y datos para la toma de decisiones, reforzando el contacto con los clientes…, y porqué no decirlo, mejorando nuestra imagen”, señala Celine Carbajo.

Para obtener la ISO 9001:2000, una empresa debe establecer, documentar, implementar y mantener un sistema de gestión de calidad, además de demostrar, mediante auditorías anuales, que mejora su eficacia. El método de trabajo de Duck Fin está completamente registrado por escrito y manualizado, y esto supone una gran ventaja competitiva para el franquiciado de esta enseña.

Por otra parte, el deber de ajustarse a una normativa de calidad favorece el gobierno de los distintos procesos de trabajo. La organización de la empresa y el objetivo de cada empleado en ella no se dejan al azar, sino que aparece claramente registrado en los documentos organizativos.

“Los empleados saben qué es lo que la Dirección espera de ellos, qué lugar ocupan, cuál es la importancia del trabajo que realizan, cómo deben acometer sus tareas, en qué medida se supervisan, de qué mecanismos de comunicación disponen... Todas estas ventajas refuerzan el concepto de equipo”, comenta Celine Carbajo.

Por último, un certificado de calidad como el que posee Duck Fin es un valor a tener en cuenta en las estrategias de marketing. “La ISO 9001:2000 mejora nuestra imagen, transmite seguridad y confianza, potencia nuestras posibilidades comerciales, marca diferencias frente a la competencia...”, apunta Carbajo, que considera este certificado no como un fin en si mismo, sino como el resultado “de la apuesta emprendida para la mejora continua de los sistemas de gestión de nuestros clientes”.

 


Sigue a Barbadillo y Asociados
Barbadillo y Asociados




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.